Despliega el menú
Huesca

Un hotel de Formigal se une a un plan para reducir CO2

El hotel Saliecho ha presentado un proyecto que reduce sus emisiones de CO2 en 4.578 toneladas.

La Comisión de Evaluación del Plan PIMA SOL, iniciativa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) en los hoteles españoles renovando sus infraestructuras, ha informado favorablemente este jueves de la adhesión al Plan, aprobado el pasado mes de agosto, de los dos primeros hoteles; el Saliecho, ubicado en Sallent de Gállego (Huesca), y el Playadulce, en Roquetas de Mar (Almería).

La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Susana Magro, ha presidido la Comisión de Evaluación del Plan PIMA SOL, en la que han participado, junto a representantes del Ministerio, también de la Secretaría de Estado de Energía y de la Secretaría de Estado de Turismo del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en concreto, el subdirector general de Coordinación de Acciones Frente al Cambio Climático, Eduardo González; el subdirector general de Cooperación y Competitividad Turística, Miguel Ángel Nombela; y la subdirectora general de Planificación Energética y Seguimiento, María Sicilia Salvadores.

El hotel Saliecho, ubicado en la urbanización Formigal, en Sallent de Gállego, ha presentado un proyecto que reduce sus emisiones de CO2 en 4.578 toneladas, con lo que mejora su certificación energética en dos letras, alcanzando la letra A.

La adquisición de estas reducciones de emisiones supondrá al establecimiento más de 32.000 euros por el CO2 evitado, así como la tramitación de la certificación energética final por parte del Ministerio.

Mientras, el proyecto del Hotel Playadulce, situado en el Paseo del Palmeral de Roquetas de Mar (Almería), mejora su certificación energética en dos letras, logrando reducir sus emisiones de CO2 en 3.560 toneladas. Este hotel recibirá unos 25.000 euros y, también, la certificación energética final.

La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático se ha congratulado de la aprobación de los primeros proyectos en esta iniciativa "pensada para reducir emisiones de gases de efecto invernadero en los hoteles españoles, lo que se puede hacer desde un punto de vista global, abordando rehabilitaciones que integren eficiencia, funcionalidad y diseño".

Susana Magro ha destacado que los hoteles que se acojan al Plan PIMA SOL tendrán acceso directo a financiación del Banco Europeo de Inversión (BEI), que apoya esta iniciativa aportando una financiación de 200 millones de euros, "una financiación en condiciones muy favorables y que irá directa a los establecimientos hoteleros a través de una línea de crédito ya aprobada que se canalizará a través de bancos españoles que se sumen a esta iniciativa", ha resaltado la directora general.

El Plan PIMA SOL reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero en los hoteles españoles creando, en sus proyectos, cerca de 8.000 nuevos empleos e impulsando la actividad económica, además del mantenimiento de puestos de trabajo de autónomos, pymes y de empresas energéticas y de construcción. La renovación que se realice en los hoteles debe suponer al menos una mejora en dos letras en su calificación energética, o que alcancen al menos la letra B, con lo que se espera que reduzcan sus emisiones de CO2 entre un 40 y un 70 por ciento.

Etiquetas