Huesca

El traslado de los juzgados al Palacio de Justicia, en abril

Las obras, que han supuesto una inversión de 12 millones de euros, servirán para mejorar las condiciones de trabajo de los funcionarios, según ha explicado el consejero de Presidencia.

El traslado de los juzgados al Palacio de Justicia, en abril

El traslado de los juzgados de Huesca al nuevo Palacio de Justicia de la capital altoaragonesa, donde se reagruparán todos los órganos judiciales dispersos por la ciudad, comenzará a llevarse a cabo el próximo mes de abril y culminará en un breve plazo de tiempo.

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y el consejero de Presidencia y Justicia de su Ejecutivo, Roberto Bermúdez de Castro, han realizado este martes este anuncio con motivo de una visita a las obras, prácticamente finalizadas, del Palacio de Justicia de Huesca, en el que se han invertido más de 12 millones de euros.

Estas obras, según ha explicado el consejero, responden al mandato de la presidenta Rudi de mejorar no solo las sedes judiciales de la Comunidad autónoma en aras de una mayor eficacia y eficiencia, sino también de las condiciones de trabajo de los funcionarios judiciales.

Bermúdez de Castro se ha referido al Palacio de Justicia como el "tercer hito" en la mejora de las sedes judiciales aragonesas, tras la reforma de la Audiencia Provincial de Zaragoza y la inauguración, en mayo de 2013, de la Ciudad de la Justicia de la capital aragonesa.

Hitos que continuarán en un futuro próximo, según ha anunciado el consejero, con la mejora de los juzgados de Teruel y la remodelación del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

La presidenta Rudi, satisfecha ante la inminente finalización de las obras del Palacio de Justicia de Huesca, se ha mostrado convencida de que el proceso de traslado de los juzgados oscenses y su reagrupamiento en sede única conllevará "ventajas" para la administración de justicia en la ciudad.

Rudi ha expresado su deseo, además, de que el proceso de traslado de los distintos órganos judiciales sea "tan fluido" como el llevado a cabo en la Ciudad de la Justicia de Zaragoza, donde, según ha explicado, se culminó el proceso "sin incidencias dignas de mención".

A este respecto, ha destacado que frente a la complejidad que supuso el traslado de más de sesenta juzgados y de mil funcionarios en Zaragoza, en Huesca se prevé un proceso más corto para el reagrupamiento de la decena de órganos judiciales y de los cien funcionarios que desarrollan su labor en ellos.

El edificio, ubicado en una de las zonas de expansión urbanística de la ciudad, cuenta con 12.000 metros cuadrados distribuidos en seis plantas que darán cabida a los juzgados de instrucción, primera instancia, menores, social y contencioso administrativo, así como a la Audiencia Provincial y la Fiscalía oscenses.

El inmueble dispondrá de espacios, ahora inexistentes, para abogados y procuradores, de siete salas de vistas, celdas para detenidos, archivos, sala de prensa, y dejará una planta vacía para futuras expansiones de la administración de justicia en Huesca.

Tras argumentar que esta nueva sede solucionará los problemas de espacio y dispersión de los juzgados en Huesca, el consejero de Presidencia ha valorado de forma positiva las labores llevadas a cabo por su departamento para mejorar la administración de justicia en la Comunidad.

Bermúdez de Castro se ha referido, además, a la apuesta hecha por mejorar la operatividad del sistema informático del que se sirve la justicia aragonesa para realizar su labor cotidiana.

A su juicio, una de las "debilidades" de la justicia se produjo con la trasferencia de las competencias en materia judicial a las comunidades autónomas y con la decisión de muchas de éstas de optar por programas informáticos propios no compatibles entre sí.

Según el consejero, "se cometió la locura -por parte de varias autonomías- de hacer programas a su aire, y no interoperativas entre sí, pero nosotros continuamos con el Minerva, el sistema nacional, que es el que estamos mejorando".

Etiquetas