Despliega el menú
Huesca

Heraldo Joven

Huesca

Un café... y algo más

Una máquina expendedora de productos eróticos sorprende a los viandantes en pleno Coso Bajo

Una imagen de la máquina expendedora
Un café... y algo más

Lleva unos pocos días instalada en el Coso Bajo de Huesca y ya ha causado más de una sorpresa, algún sonrojo y también comentarios divertidos. Se trata de la máquina expendedora de productos eróticos que puede encontrarse en el local de la franquicia Pica Pica 24 horas, en las proximidades de la plaza de Santo Domingo. Al fondo, junto a las máquinas de café, bocadillos y bebidas, pueden verse también artículos como esposas forradas de terciopelo y dados para jugar en pareja en la intimidad, además de otros accesorios menos sutiles. "Contamos con máquinas para los productos típicos que pueden encontrarse en una máquina de estas características, como dulces o bocadillos, aunque en esta ocasión, hemos tenido que adaptar el modelo para este tipo de productos", explican desde la firma.

Según comentan desde esta franquicia, se trata de uno de los modelos que está reportando más beneficios dentro del sector de las máquinas expendedoras. "Se trata de un concepto que, verdaderamente, funciona y en el que se pueden encontrar los productos más baratos, unos 5 ó 6 euros incluso, que en una tienda especializada?, aseguran desde la empresa. Los precios oscilan entre 9 y los 14 euros y hay para todos los gustos. Las máquinas expendedoras con las que cuentan algunas farmacias, con artículos como pañales, 'cacao' de labios o pañales, habían sido, hasta el momento, los últimos modelos en ser vistos en la capital oscense. Ahora, en cambio, el boca-oreja está suscitando la curiosidad de más de uno, que no puede evitar la tentación de entrar a curiosear.

"Lo cierto es que he entrado a tomar un café y me he quedado sorprendida", aseguraba una joven que entraba la tarde de ayer a tomar un café. "Me ha hecho gracia, he pensado, incluso, que puede ser muy útil estos días que hay tantas cenas del amigo invisible", añadía. Hay quien teme, por otro lado, que los menores puedan estar expuestos a un tipo de productos ?para mayores de dieciocho años". "Creo que debería haber algún tipo de indicación o de advertencia en el exterior de la máquina, ya se trata de un local abierto al que puede acceder todo el mundo", comentaba otro viandante. "Creo que es una buena opción para una despedida de soltero o para gastar alguna broma, aunque también puede haber quien se escandalice", señalaba otro joven.

Etiquetas