Despliega el menú
Huesca

Huesca

Dos menores, detenidos por colocar un falso explosivo en el parque Miguel Servet

Los hechos ocurrieron el pasado 6 de octubre. Los menores colocaron una caja, que contenía material que simulaba un aparato explosivo y estaba rotulada con signos anarquistas, junto al monumento de Las Pajaritas.

Los jóvenes dejaron la caja sobre el cuadro de luces del parque.
Dos menores, detenidos por colocar un falso explosivo en el parque Miguel Servet
GUARDIA CIVIL

La Policía Nacional ha detenido a dos menores oscenses acusados de un delito de desórdenes públicos por poner un falso artefacto explosivo en la proximidad del monumento de Las Pajaritas del parque municipal Miguel Servet de Huesca el pasado domingo, 6 octubre, cuatro días después de que una bomba de baja potencia explotara en la Basílica del Pilar de Zaragoza, siendo reivindicado por un grupo anarquista. 

La dirección general de la Policía ha informado de que la caja que apareció junto al monumento de Las Pajaritas era de madera, contenía material que simulaba un aparato explosivo, estaba rotulada con signos anarquistas y se podía leer claramente 'Vais a morir'.

La Unidad Territorial de Información ha investigado durante un mes lo ocurrido y el pasado fin de semana ha detenido a dos menores, de 16 años, sin antecedentes, vecinos de Huesca.

Los testigos que había en la zona declararon que sobre las 19.00 del 6 de octubre, dos jóvenes llegaron con medias en sus rostros, lo que dificultó su identificación, depositaron una caja sobre la construcción que protege un cuadro de luces del parque, en la zona de Las Pajaritas, y se marcharon rápidamente del lugar.

Las personas que en ese momento se encontraban en el parque alertaron a los servicios del 091, realizando las primeras gestiones en el lugar. Tras acordonar la zona, especialistas de policía científica tomaron muestras y se llevaron la caja, comprobando, previamente, que se trataba de un artefacto simulado.

El delito de desórdenes públicos contempla la figura de la afirmación falsa de la existencia de aparatos explosivos y lo castiga con penas de entre seis meses y un año de cárcel o una multa de 12 a 24 meses, atendiendo la alarma causada. Los menores han quedado en libertad con cargos, acompañados de sus padres, tras prestar declaración.

Etiquetas