Despliega el menú
Huesca

Ferrocarril

Crefco apoya al alcalde de Caldearenas denunciado por Adif por bloquear un tren

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón ha invitado a todos los que participaron en los bloqueos a trenes a autoinculparse.

Algunos de los concentrados esperaron la llegada del tren en la vía para obligarlo a parar.
Unas 300 personas paran el tren en Caldearenas para protestar por la eliminación de paradas
LAURA ZAMBORAÍN

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) apoya al alcalde de Caldearenas, Alejandro Castán, denunciado por Adif por unirse a los vecinos para detener un tren en la estación del municipio con el fin de reclamar que se repongan las paradas suprimidas en ocho pueblos de la línea de Canfranc.

Crefco ha acusado a Adif de "insensibilidad con las necesidades de los vecinos, de prepotencia por denunciar a un alcalde que pedía poder utilizar el tren, y de mala gestión, ya que la supresión de paradas ha hecho perder viajeros al ferrocarril", ha informado la coordinadora en un comunicado.

Ha denunciado que la eliminación de paradas en Plasencia del Monte, Concilio, Riglos, La Peña, Anzánigo, Caldearenas, Castiello y Villanúa es "un despropósito sin justificación" y ha señalado que su propuesta es que vuelvan a instalarse paradas facultativas, en las que el tren solo se detiene en una estación cuando hay viajeros esperando.

La coordinadora ha recordado que, recientemente, ha enviado una carta al presidente de Renfe, haciéndole llegar las limitaciones que esta supresión supone para los ciudadanos de las ocho localidades afectadas.

Tiempos de viaje

En este sentido, desde Crefco han apuntado que la mayoría de los vecinos no dispone de transporte alternativo para desplazarse en el día a Huesca o Zaragoza y han criticado que "el tren que no para, ahorra tan solo entre 5 y 10 minutos respecto del que sí lo hace, por lo que la medida no ha conseguido una disminución significativa del tiempo de viaje".

Crefco ha asegurado que esta situación se da "debido al mal estado en que Adif tiene esta vía", ya que los trenes tienen que circular a 50 ó 60 kilómetros por hora "en buena parte del recorrido, de forma que viajar de Zaragoza a Canfranc cuesta casi cuatro horas, el doble que por carretera".

Sostiene la coordinadora que si disminuye el número de viajeros aumentará el déficit de explotación de la línea de Canfranc, que se cubre con las aportaciones de la Diputación General de Aragón y de los presupuestos del Estado.

Llamamiento a autoinculparse

Además, Crefco ha manifestado que uno de sus representantes, Luis Granell, estuvo presente en una movilización similar a la de Caldearenas, que tuvo lugar el pasado 10 de agosto en la estación de La Peña, en la que un centenar de viajeros obligó a detener, con el mismo fin, el tren que a esa hora circulaba entre Zaragoza y Canfranc.

Asimismo, la coordinadora ha invitado a todos los que participaron en ambas movilizaciones a "autoinculparse, para poner en evidencia la insensibilidad, prepotencia y mala gestión del Adif". 

Etiquetas