Despliega el menú
Huesca

Jacetania

El municipio de Ansó y la Comarca de los Monegros optan a un premio a la sostenibilidad

El Premio Conama a la Sostenibilidad se otorga a proyectos de sostenibilidad de pequeños y medianos municipios. Las dos propuestas aragonesas figuran en primera y tercera posición.

Comarca de los Monegros
El municipio de Ansó opta a un premio a la sostenibilidad

Lo localidad de Ansó, en la Jacetania, y la Comarca de los Monegros optan al Premio Conama a la Sostenibilidad, un galardón que pretende dar visibilidad a aquellos proyectos de ámbito local que puedan servir de ejemplo a otras localidades del país y reconocer de forma pública el trabajo de los municipios o entidades locales que contribuyan a avanzar en sostenibilidad

Las votaciones están abiertas a la participación desde la página web de los Premios Conama. Encabeza la primera posición el proyecto aragonés de creación y restauración de ecosistemas acuáticos para la mejora de la calidad del agua y la biodiversidad en cuencas agrícolas del río Flumen (CREAMAgua).

Se desarrolla en la Comarca de Los Monegros, en la cuenca del Ebro. Se trata de una zona con intensa actividad agrícola donde el uso de fertilizantes y pesticidas ha provocado por escorrentía la contaminación del río Flumen.

Para mejorar la calidad del agua y aumentar la biodiversidad, se han construido y restaurado 16 humedales en un área de actuación de unas 300 hectáreas. Al mismo tiempo, se ha realizado la restauración ecológica de unas 60 hectáreas de ribera, acelerando así el proceso natural de establecimiento de especies, con la finalidad de dar continuidad al bosque característico de este hábitat en zonas donde se encuentra severamente afectado. La recuperación de riberas comprende desbroces, perfilado de orillas, empalizadas, creación de canales y plantaciones de un total de 4.000 árboles.

Contra el despoblamiento

Ansó ocupa el tercer puesto en el 'ranking' con un proyecto integral de desarrollo sostenible, con objetivos de participación, conservación, y creación de empleo, basado en los valores culturales y ambientales locales. Se originó por la falta de inversión y el despoblamiento, ya que en 1998 se llegó a tener solo 504 habitantes y 43 niños en la escuela.

Desde entonces sus diferentes consistorios, de todos los partidos principales (PP, PAR, CHA y PSOE) han revertido esta tendencia. Evitando el boom inmobiliario, el valle apostó por el desarrollo integral. A través de un proceso participativo reconocido como modélico en Aragón, en múltiples talleres sectoriales sus pobladores propusieron nuevos ejes de ordenación territorial, formalizados en 2005 mediante el Parque Natural.

El traumático cierre de la serrería en 2002 se ha recuperado con el aprovechamiento forestal de biomasa con fines energéticos. La nueva planta (2012) ha creado ya 12 empleos, y la Mancomunidad Forestal de Ansó-Fago es el primer organismo público de Aragón que obtiene la certificación forestal europea PEFC. Los edificios públicos disponen de esta calefacción y los vecinos pueden financiar la sustitución de calderas mediante el ahorro (50%) que supone el nuevo combustible ecológico.

Contabilizando las cuatro ediciones anteriores del Premio Conama a la sostenibilidad ya se han presentado a este premio cerca de 400 proyectos.

Estos premios se entregarán durante el Conama Local 2013: Foro sobre Desarrollo Territorial Sostenible, que se celebrará en Granada del 11 al 12 de noviembre.

Etiquetas