Huesca

Huesca

Destierro gitano para el inductor de las peleas del Tubo de Huesca

Los patriarcas han instado a los jóvenes a cesar los actos de violencia, pero también piden a la Policía que no genere «más tensiones»

Castigan al inductor de las peleas del Tubo con el destierro gitano
F. P.

El Consejo de Ancianos, máxima autoridad de la comunidad gitana de Huesca, ha impuesto al presunto inductor de dos de las últimas peleas ocurridas en el Tubo el castigo más duro de la ley gitana: el destierro. Además, ha exigido a los jóvenes presuntamente implicados en las reyertas que cesen los actos de violencia para recuperar la «buena convivencia» en la capital.

El consejo, integrado por cinco representantes de las familias gitanas oscenses (Antonio Bautista, Jesús Carbonell, Aquilino Giménez, José Bautista y Emilio Hernández), ha respondido así a la petición que el lunes le hizo el comisario Enrique Pamies para que mediara en los conflictos protagonizados por varios jóvenes gitanos y que se saldaron con un hombre muy grave tras una paliza y cuatro agentes de la Policía Nacional y Local heridos.

Según explicaron a Heraldo los patriarcas, ante la gravedad de los hechos, dictaron 'sentencia' y el martes por la tarde se la comunicaron personalmente al presunto inductor de las dos reyertas. Sin embargo, no se llegó a hacer efectiva «porque el miércoles se iba a ir a Bilbao desterrado, pero esa mañana tuvo que ir a firmar algo a la comisaría y entonces se lo llevaron a prisión», relataron.

Así, el destierro ha quedado en suspenso. No obstante, si saliera pronto en libertad provisional bajo fianza, el consejo volvería a valorar si se mantiene o no esta 'condena' y durante cuánto tiempo ya que el que habían acordado el martes era por un «largo tiempo».

(Más información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN)

Etiquetas
Comentarios