Despliega el menú
Huesca

Inversiones

La modernización de regadíos de Monzón y Barbastro comenzará este verano

La iniciativa beneficiará a 585 regantes y supone una inversión de 13 millones de euros.

El Gobierno de Aragón va a iniciar este verano las obras de modernización de más de 1.360 hectáreas de regadío en Monzón y Barbastro, en la provincia de Huesca, que beneficiarán a 585 regantes y suponen una inversión de 13,08 millones de euros.

El 65 por ciento de este coste será subvencionado con fondos europeos, nacionales y autonómicos, mientras que el resto será aportado por los regantes, según ha informado el Ejecutivo aragonés en un comunicado.

Ambas obras serán ejecutadas por la Dirección General de Desarrollo Rural a través de la empresa pública Sarga.

En Monzón, la obra prevista beneficia a la Comunidad de Regantes "El Adamil" y se trata de una inversión de 6,31 millones de euros destinada a la modernización integral del regadío de 736 hectáreas de 328 regantes, así como superficies complementarias que se riegan mediante toma de la tubería lateral del Canal de Aragón y Cataluña.

En Barbastro, los trabajos de modernización que comenzarán próximamente atañen a la Comunidad de Regantes número 1 del Canal del Cinca, benefician a una superficie de 630 hectáreas de 257 regantes y tienen un presupuesto de 6,77 millones de euros.

La zona regable donde se van a realizar las obras es entre los cauces de los ríos Cinca y Vero y los trabajos consistirán en las obras de captación, dos balsas de regulación, tres redes de riego, y dos estaciones de bombeo, así como sus correspondientes instalaciones eléctricas.

Además, se realizarán obras complementarias para la instalación de todos los componentes de la red de riego como son arquetas, válvulas de seccionamiento, ventosas, y obras especiales en cruce de carreteras, caminos y desagües.

Está previsto que la obra en Monzón finalice el próximo año, mientras que en Barbastro se prolongará hasta la primavera de 2015.

Estas dos obras, sumadas a las ya iniciadas este año, elevan a un total de siete los trabajos de modernización puestos en marcha de los once comprometidos por el Gobierno de Aragón y se espera que los cuatro restantes comiencen en el último cuatrimestre de 2013.

Así, hasta el momento se han iniciado las obras este año en Cella, Soubella, Vencillón, Calanda y Pomar que, en total, implican la mejora de 2.505 hectáreas con una inversión de 8,6 millones de euros y una subvención pública en torno al 60-65 %.

Las cuatro obras pendientes en Osso de Cinca, Callén, Algayón y Almudáfar permanecían bloqueadas y se han conseguido reanudar gracias a la nueva línea de avales ofrecida por la entidad pública Saeca, que facilita el acceso a la financiación requerida por parte de los regantes para sufragar parte de su coste.

Etiquetas