Huesca
Suscríbete

No tenían control sanitario

La Guardia Civil interviene 72 kilos de caracoles en Monzón

Los caracoles han sido devueltos a su medio natural, con la ayuda de los agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón.

La Guardia Civil de Huesca ha intervenido 72 kilos de caracoles en Monzón, que iban a ser vendidos en Lérida sin haber pasado ningún control sanitario.

Los hechos han sucedido el 3 de julio, cuando la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia de la Guardia Civil de Huesca (USECIC), que se encontraba realizando un servicio en la carretera N-240, a su paso por la localidad de Monzón, ha observado a un vehículo, ocupado por dos individuos, que incrementaba su velocidad con dirección al casco urbano.

Ante su sospechoso comportamiento, la Benemérita ha procedido a la identificación de los ocupantes del turismo, dos vecinos de Monzón, uno de los cuales se encontraba visiblemente nervioso.

Al solicitarles que abrieran el maletero del vehículo, los agentes han localizado ocho sacos de red que contenían caracoles de la especie Helix Aspersa (común), con un peso total de 72 kilos.

Tras ser preguntados por la procedencia y control sanitario de la mercancía, los mismos han manifestado que no poseen documentación alguna y que los han adquirido en la Comarca del Bajo Cinca, para proceder a su venta en Lérida.

Por ello, se ha procedido a formular una denuncia administrativa ante el Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medioambiente. Los caracoles han sido devueltos a su medio natural, con la ayuda de los agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón.

Etiquetas