Despliega el menú
Huesca

Según la CHE

La CHE prevé que las reparaciones de las defensas en el Ésera concluyan en tres meses

En total se han presupuestado cuatro millones de euros para la ejecución de los trabajos, que incluyen, también la reparación de algunos daños en el cauce del río Cinca.

Crecida del Ésera
Aragón en alerta por las intensas lluvias_6
C. ROBLES

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha expresado su confianza en que las obras de reparación de las escolleras y defensas dañadas por la crecida del río Ésera puedan concluirse en "dos o tres meses".

Xavier de Pedro ha hecho estas manifestaciones a los medios de comunicación en la localidad de Castejón de Sos, instantes después de explicar a la Reina, desplazada al Valle de Benasque para conocer sobre el terreno los efectos de la crecida, las acciones que se están llevando a cabo en el cauce del río.

El presidente de la CHE ha explicado que el Organismo de cuenca trabaja ya en la reparación de la escollera de Benasque y de otras defensas, y también en la recuperación y alineamiento de márgenes y en la limpieza del cauce de las gravas y restos vegetales arrastrados por la riada.

El presidente de la CHE también se ha referido al desmoronamiento del muro de contención que protegía el cámping de Castejón de Sos, que quedó arrasado a causa de la crecida.

Ha admitido que esta escollera "no es una defensa que esté preparada para una avenida importante", por lo que ha anunciado que la Confederación estudiará la fórmula más adecuada para asegurar la zona.

Antes de comparecer el presidente del Organismo de cuenca ante los medios de comunicación, el propietario del cámping afectado, José Antonio Doz, ha explicado que el derrumbe de la escollera obligó a un rápido desalojo de las instalaciones.

Tras señalar que el personal del cámping dispuso de tiempo suficiente para la evacuación de los clientes, entre ellos un grupo de escolares, ha descartado la posibilidad de que las instalaciones puedan volver a abrirse en los próximos meses.

Según Doz, cuando se construyó la escollera, hace tres años, se le informó que estaba preparada para avenidas con un tiempo de retorno (posibilidad de repetición de una crecida) de 300 años.

Ha señalado a este respecto que la reapertura del cámping dependerá de que la administración competente garantice que la nueva escollera a construir es suficiente para hacer frente a una crecida similar, más de 200 metros cúbicos de agua por segundo frente a los 10 metros cúbicos que transporta el cauce en condiciones normales.

Doz, quien abrió el cámping hace 23 años, recibió hace dos días del Ayuntamiento de Castejón de Sos la comunicación oficial de cierre de las instalaciones, y ahora, a la espera de que periten los daños, desconoce si volverá a abrirlas.

Etiquetas