Despliega el menú
Huesca

Programas de acogida o inserción laboral

Cáritas de Huesca atendió a 6.000 personas el año pasado

La entidad ha destinado 178.400 euros a apoyar a familias empobrecidas. Este capítulo se elevará a más de 210.000 euros en 2013.

Cáritas Diocesana de Huesca ha atendido en 2012 a 6.000 personas a través de sus diferentes programas de acogida, promoción o inserción laboral. De forma directa, la entidad ha destinado 178.400 euros para apoyar a las familias empobrecidas en cuestiones de primera necesidad y, según sus previsiones, este capítulo se elevará a más de 210.000 euros en 2013. 

Los gastos totales de Cáritas Huesca han ascendido en 2012 a 1,3 millones de euros y ha logrado un superávit de unos 100.000 euros, que le han permitido dar continuidad a los programas en estos primeros meses del año, al igual que el "importante volumen" de herencias recibidas.

Así se ha dado a conocer en la presentación de la memoria de Cáritas Huesca 2012, acto en el que ha participado el obispo de Huesca, Julián Ruiz; la directora de Cáritas Huesca, Pilar Polo, y el secretario general de esta entidad, Jaime Esparrach, quien ha subrayado el importante incremento de ayudas de primera necesidad.

Esparrach ha apuntado que en 2007 se dedicaron 11.700 euros a ayudas de primera necesidad y en 2013 "esperamos llegar a los 211.000 euros" por lo que el aumento "es importantísimo".

Asimismo, se han incrementado las partidas dedicadas a becas y ayudas económicas de entre 90 y 200 euros que ofrecen a las personas que participan en sus talleres ocupaciones o programas, para servir de apoyo en el día a día.

Desahucios

Ocho familias desahuciadas se han beneficiado en 2012 del nuevo proyecto de vivienda, quienes residen en cuatro pisos que la entidad ha recibido de herencias. Por lo que se refiere al programa de inserción laboral, gracias a él han encontrado trabajo 112 personas.

El obispo de Huesca, Julián Ruiz, ha indicado que Cáritas "es la entidad oficial de la Iglesia católica instituida para promover, coordinar, potenciar y orientar su acción caritativa y social". Ha agregado que "no es algo distinto de la Iglesia, es la Iglesia en su vertiente social y caritativa", que "tiene muchas caras pero un solo corazón".

Cáritas Diocesana en Huesca cuenta con 22 trabajadores, más de 400 voluntarios y 800 socios y donantes que facilitan su labor.

Etiquetas