Huesca

Huesca

La iglesia del núcleo abandonado de Cenarbe, en peligro de derrumbe

El grupo de Amigos de la localidad advierte del peligro que presenta para los visitantes.

Aspecto actual de la iglesia románica de Cenarbe
La iglesia del núcleo abandonado de Cenarbe, en peligro de derrumbe
AMIGOS DE CENARBE

Grietas en los muros principales, techo hundido y una torre que amenaza con derrumbarse. La situación de la iglesia de San Pedro del núcleo abandonado de Cenarbe, en la comarca oscense de Jacetania ha hecho saltar la alarma en el municipio de Villanúa, al que pertenece. Tanto es así, que se ha constituido en las redes sociales un Grupo de Amigos con el fin de preservar este templo románico del siglo XIII, testigo todavía de la despoblación que ha sufrido el Pirineo en las últimas décadas. “Nuestra intención con esta página de Facebook es poner en contacto a todos aquellos a quienes pueda preocupar el estado de este pueblo”, explica Francisco Brunet, en representación de este colectivo.

La página web en cuestión cuenta ya con cerca de un centenar de miembros, algunos, de lugares tan lejanos como Uruguay. Como asegura Brunet, su intención es la organizarse, con el fin de llevar a cabo un plan de acción que salve este histórico inmueble y ayude a que la localidad no caiga en el olvido. “Nos preocupa también que alguien pueda sufrir un accidente, ya que cualquiera puede entrar a visitarla cuando llega al pueblo, lo cual resulta un peligro dado su mal estado”, advierte Brunet. Una vez se hayan asociado pretenden, de esta forma: “Ponerse en marcha, para ver cómo pueden conseguirse fondos y ver cuánto costaría su reparación”

Lo más urgente en estos momentos es, como asegura el portavoz del grupo Amigos de Cenarbe, “consolidar el edificio, para que no se acabe derrumbando. Con eso ya nos podríamos dar por satisfechos”. Asegura, además, haber solicitado ya ayuda al obispado de Jaca, sin haber obtenido respuesta. Los terrenos sobre los que se asienta el núcleo abandonado fueron expropiados, como recuerda Brunet, por Patrimonio Forestal en los años 50, junto con el resto del valle de la Garcipollera, coincidiendo con la construcción del embalse de Yesa. Una barrera instalada en la época, delimita todavía la entrada. Sin embargo, los antiguos vecinos y descendientes de este valle pirenaico continúan, a día de hoy, como indica el portavoz de Amigos de Cenarbe, visitando la zona. Incluso se siguen celebrando las romerías tradicionales en algunos núcleos próximos, también deshabitados.

Un edificio en “la lista roja”

El grupo Amigos de Cenarbe cuenta además con el apoyo del Ayuntamiento de Villanúa. Así lo confirma su alcalde, Luis Terrén. “Para nosotros sería muy interesante su recuperación, ya que nadie se había hecho cargo hasta ahora y hay descendientes de esta localidad que siguen visitándola”, afirma Terrén. Como explica, si bien los terrenos pertenecen a día de hoy al Gobierno de Aragón, “los edificios públicos siguen perteneciendo al municipio”. Es consciente, sin embargo, del alto coste que puede suponer esta actuación. A pesar de todo, está dispuesto a respaldar a este colectivo con el fin de encontrar soluciones y buscar ayudas económicas para la consolidación de inmueble. La iglesia de San Pedro forma parte además de la ‘lista roja’ creada por la Asociación Hispania Nostra, en la que se catalogan aquellos edificios históricos en peligro de desaparición.

Etiquetas