Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Aludes en Huesca

La DGA hará reformas en los accesos al balneario de Panticosa y los Llanos

El Ejecutivo ha recordado que la A-2606 entre Escarrilla y Panticosa y la A-139 que llega a los Llanos del Hospital tienen un "grave problema histórico de avalanchas".

Los coches se vieron sorprendidos por la caída del alud
Comienza la evacuación del Balneario de Panticosa
RG

El Gobierno de Aragón va a empezar los estudios previos para acometer reformas estructurales en dos carreteras del Pirineo tradicionalmente afectadas por los aludes: la A-2606 entre Escarrilla y el balneario de Panticosa y la A-139 de acceso a las pistas de esquí y al hotel de los Llanos del Hospital, en Benasque.

El consejero de Presidencia del Ejecutivo aragonés, Roberto Bermúdez de Castro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha recordado que en ambas vías existe un "grave problema histórico" de avalanchas, y más este año, con una acumulación "brutal" de nieve que ha facilitado la creación de aludes que caen sobre ambas carreteras, impidiendo el tráfico.

Bermúdez de Castro, se ha decantado por acometer voladuras controladas de aludes en las vías. Tras calificar de "problema serio" las avalanchas que se han producido este invierno en estas carreteras autonómicas, Bermúdez de Castro ha explicado que provocar aludes controlados "sería más barato" que la construcción de nuevas viseras, que detengan estos aludes.

"Intervenciones estructurales"

A esto se une, ha añadido, que esta primavera está lloviendo mucho y el manto nivoso está muy inestable. Ante todo ello, el Gobierno de Aragón piensa que es necesario acometer "intervenciones estructurales" y para ello va a empezar a redactar los estudios previos.

Pero, además, Bermúdez de Castro ha dicho que a corto plazo hay que profundizar en "otros sistemas de prevención", como pueden ser las voladuras controladas para provocar aludes, todo ello para garantizar la seguridad y la afluencia a "dos puntos muy importantes para el turismo aragonés" en los que en invierno hay "problemas serios". 

En la carretera de acceso al Balneario, los aludes caídos esta Semana Santa han obligado a cerrar las instalaciones una semana antes de lo previsto, y este pasado fin de semana han sido evacuadas más de 300 personas al ser impracticable la carretera.

A su parecer, "se trata de dos zonas muy importantes turísticamente" y ha recordado que este invierno ha habido una acumulación de nueve mayor que otros años, por lo que la caída de aludes "ha sido más frecuente".

Etiquetas