Despliega el menú
Huesca

Huesca

El barrio de Santo Domingo pide aceras más anchas junto a la nueva rotonda del Isuela

La glorieta regula el tráfico entre la avenida de Los Danzantes, Lucas Mallada y Ramón y Cajal.

Tráfico en la nueva rotonda del Isuela, en Huesca.
El barrio de Santo Domingo pide aceras más anchas junto a la nueva rotonda del Isuela
J. S.

Los vehículos han comenzado a utilizar ya la nueva rotonda del puente del Isuela, que regula el tráfico entre la avenida de los Danzantes, el paseo de Lucas Mallada y la avenida de Ramón y Cajal. Mientras los operarios dan los toques finales a esta nueva infraestructura, avanzan, de forma paralela, los trabajos de la glorieta en la intersección con la Ciudad Deportiva, en la entrada a la ciudad desde la carretera de Barbastro, que incluye la incorporación de un carril-bici y la apertura de una calzada de cuatro carriles, dos de cada sentido. 

Ahora toca, sin embargo, pensar en los peatones. Así lo ha expresado el portavoz de la Asociación de Vecinos del barrio de Santo Domingo, Miguel Ángel Campo, quien solicita al Ayuntamiento un agrandamiento de las aceras, de forma que el peatón quede más protegido antes el numeroso tráfico que registra la zona a diario. "El tráfico es muy intenso en la zona, especialmente entre la avenida de Los Danzantes y el paseo de Lucas Mallada y el peatón se ve, en ocasiones, impedido en este punto del paseo de Ramón y Cajal", comenta el portavoz vecinal. "Por ello, pensamos que debería darse una mayor salida a los peatones, ampliando la plataforma disponible, con el fin de que puedan caminar con una mayor seguridad", añade Campo.

Transportes pesados y autobús urbano

Pone así como ejemplo la urbanización del entorno a la rotonda del puente de San Miguel. Y es que, como asegura, la nueva rotonda no sirve tan solo paso a los turismos, sino que también es utilizado regularmente por "transporte pesado y el autobús urbano". Campo opina, por otra parte, que a pesar de que la nueva disposición de la circulación pueda despistar, en un primer momento, a los conductores, estos no tardarán en acostumbrarse. Espera además que el Ayuntamiento instale bandas sonoras en aquellas calzadas donde se detecte un mayor aumento de vehículos. Siguen reivindicando también, recuerda, que se lleve a cabo también una regulación del tráfico en el cruce entre la calle Ramón J. Sender y la calle Obispo Pintado, uno de los más peligrosos de la capital oscense, tanto para los vehículos como para los peatones. Se trata, como comenta, de una de las reivindicaciones más antiguas de este barrio oscense.

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento oscense, Gerardo Oliván, ha asegurado, por otra parte, que las obras avanzan según lo previsto y sin que se hayan producido incidentes en lo que respecta al tráfico. Las obras del tramo que transcurre desde la entrada al polígono Sepes al puente del Isuela forman parte del Plan de Movilidad Urbana emprendido por el Ayuntamiento de Huesca. Los trabajos se encuentran financiados a través de un convenio con el Ministerio de Fomento y cuentan con un presupuesto de adjudicación de 532.622 euros.

Etiquetas