Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Pirineo

Policías españoles y franceses patrullarán juntos en la frontera a partir de hoy

En los vehículos, con distintivos de ambos países, irán un mínimo de cinco agentes.

Policías españoles y franceses patrullarán juntos y de forma continua a ambos lados de la frontera a partir de hoy, después de que los máximos representantes de ambos cuerpos en Aragón y en la región de los Pirineos Atlánticos (Francia) firmen en el Centro de Cooperación Policial y Aduanero de Canfranc un protocolo para la puesta en marcha de este servicio de vigilancia pionero. La Guardia Civil y la Gendarmería francesa ya colaboran conjuntamente desde hace años en la frontera, pero a través de controles muy esporádicos.

Esta medida servirá para reforzar los controles mixtos en la frontera después de que a principio de año, el Ministerio de Interior suprimiera la vigilancia especial que realizaban regularmente desde 1999 en el Pirineo las Unidades de Intervención Policial debido a los recortes económicos y también a la tregua de ETA, ya que la función principal de estos grupos era la lucha antiterrorista.

Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Aragón y la Subdelegación del Gobierno en Huesca, el objetivo de esta media es "intensificar la cooperación transfronteriza policial entre Francia y España, respetando la soberanía nacional y territorial de las autoridades administrativas y judiciales de ambos países".

Las misiones de estas patrullas conjuntas serán la prevención de actos delictivos, la inmigración ilegal, la identificación de personas y otros procedimientos de gestión en el marco de la legislación de cada uno de los países. Cuando los agentes de un Estado se encuentren en territorio extranjero, tendrán un papel de asistencia a los otros compañeros.

Las patrullas se realizarán en vehículos con distintivos específicos de los países y estarán compuestas por, al menos, cinco agentes: dos oficiales de la policía de Fronteras Francesa (entre ellos un oficial de policía judicial) y tres policías españoles (entre ellos un Oficial o Subinspector y dos policías del Grupo de Extranjeros de la Unidad de Canfranc).

Las policías francesa y española vestirán sus propios uniformes y portarán su arma de servicio de dotación, «con el fin de garantizar la legítima defensa en caso de intervención». Las patrullas se realizarán en las principales carreteras de la zona fronteriza.

Etiquetas