Despliega el menú
Huesca

Suceso en el Pirineo

Técnicos de Medio Ambiente estudian la muerte de las vacas en Aragües del Puerto

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha asegurado al respecto que "lo principal es conocer las causas, porque en función de ellas se establecerán las posibles indemnizaciones.

Técnicos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón se trasladan a la localidad oscense de Aragües del Puerto para estudiar el incidente de las 61 vacas novillas muertas.

Este sábado, 61 novillas fueron halladas muertas tras despeñarse en el puerto de Bernera en Aragües del Puerto (Huesca). Las reses que sufrieron este incidente pertenecían a cuatro explotaciones, de las que 3 están situadas en los valles del Pirineo occidental (dos en Ansó, Siresa y Jasa) y una más ubicada en las proximidades de Graus, en la Ribagorza. Esta última ha sido la explotación más afectada con más de 40 reses implicadas.

Desde el fin de semana, efectivos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón han estado trabajando para investigar la posible implicación del oso en el incidente. Esta hipótesis ha sido descartada por la inexistencia de huellas u otros indicios, han señalado desde el Gobierno de Aragón.

El Jefe de Servicio de Biodiversidad del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Manuel Alcántara, ha subrayado que "se han revisado todos los accesos al puerto y no se han encontrado indicios de presencia de oso en ningún caso. Además, en las cámaras de fototrampeo colocadas en los collados de alrededor no aparece el oso en los últimos días. Hay presencia constatada de los dos ejemplares que transitan esporádicamente esta zona del pirineo aragonés, en puertos del lado francés".

Desde este sábado, la patrulla de vigilantes dedicada al seguimiento de los indicios de oso pardo en el Pirineo aragonés ha sido la encargada de realizar prospecciones de campo en las inmediaciones del lugar del incidente. Previamente han recogido distintos testimonios e información de los propietarios de las reses afectadas.

Este martes, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha asegurado al respecto que "lo principal es conocer las causas, porque en función de ellas se establecerán las posibles indemnizaciones. Estamos dispuestos a estar cuanto tiempo haga falta y con el equipo necesario para investigar adecuadamente las causas dado que es un suceso muy singular".

Lobón ha hecho además un llamamiento a todos los ganaderos para que hagan uso del seguro "que está fuertemente subvencionado por el gobierno aragonés y el gobierno central". En este caso, de las 61 vacas, 20 estaban aseguradas.

Las buenas condiciones del terreno para la detección de huellas y otros indicios han permitido localizar rastros de perros y de montañeros debido a que se trata de una zona muy transitada en esta época del año.

Las vacas se encuentran en una zona inaccesible para el servicio de recogida obligatoria de cadáveres de animales. Alcántara ha destacado que "están en un sitio totalmente inaccesible. Por ello, y en aplicación a la normativa vigente, no es obligatorio retirarlas por lo que se van a dejar ahí sabiendo que no hay riego de contaminación. Los buitres ya están entrando a la zona para alimentarse".

Simultáneamente a los estudios de campo se han repasado los indicios de presencia reciente de Neré y Canelito, los dos ejemplares de oso pardo que transitan esta zona del Pirineo y que comparten su territorio entre Aragón, Navarra y Francia.

Los últimos datos sitúan a Neré y especialmente a Canelito en Francia. El día 18 de junio se detectó la presencia de Neré en una localidad próxima a Laruns (Valle de Ossau) mientras que Canelito, los días 23 y 24 de junio, se hallaba en las proximidades de Gdre y Luz Saint-Sauver. Ambas localidades están muy alejadas de Aragües del Puerto.

Etiquetas