Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Ocio en el río Gállego

La sequía dificulta el inicio de la temporada de aguas bravas

La asociación de empresarios espera llegar a un acuerdo para que la regulación del río permita la práctica deportiva en épocas de menor caudal.

Un grupo se prepara para bajar por el Gállego
La sequía dificulta el comienzo de la temporada de aguas bravas en el Gállego
ASOCIACIÓN GÁLLEGO ACTIVO

La sequía está dificultando el comienzo de la temporada de aguas bravas en el río Gállego, iniciada hace un mes. La escasez de agua en el cauce lleva consigo también la disminución del caudal y con ello, la imposibilidad de llevar a cabo la práctica de algunos deportes de aventura como el rafting. Desde la Asociación Gállego Activo, que agrupa a la mayoría de empresarios del sector en la zona, se calcula ya, en una primera estimación, un descenso del 50% en el número de reservas al comienzo de la campaña respecto al año pasado. Además, se han visto obligados también a suspender parte de las actividades, como las previstas con algunos centros escolares.

“El comienzo de la temporada está siendo bastante complicado. Los caudales, que ya no eran demasiado altos y un tiempo, para nosotros adverso durante el mes de abril, han causado que la gente no se termine de animar a realizar las actividades”, aseguró Gustavo Ortas, presidente de la citada asociación. Esperan, de esta forma, que las lluvias con las que ha comenzado el mes vuelvan a activar los caudales, para dar paso después a unas buenas temperaturas que atraigan visitantes a esta zona, foco de atracción de aficionados a los deportes de aventura de Madrid, País Vasco, Navarra y Barcelona, además del conjunto del territorio aragonés.

Esta temporada hay, además, novedades, como la pasarela que se está construyendo sobre el río para unir Murillo con Las Peñas de Riglos y que en palabras de Ortas, “va a ser un atractivo más de la zona”, junto con los descensos ornitológicos por la corriente del Gállego, que darán comienzo el próximo día 12 de este mes. “Se trata de un producto nuevo que estamos dando a conocer ahora y que esperamos que pueda llegar a asentarse en el futuro”, aseguró el portavoz de los empresarios deportivos de este territorio de la Hoya de Huesca. Está prevista también la apertura de un nuevo hotel de cuatro estrellas con spa. “Esperamos también que el calor en los meses de mayo y junio traiga también una mayor ocupación a la hostelería, ya que están atravesando una situación similar a la nuestra”, afirmó Gustavo Ortas.

Optimizar los caudales

Guardan, no obstante, mal recuerdo del año pasado, que obligó a cerrar la temporada a mitad de agosto a causa de las restricciones de agua. “Fue bastante duro, ya que a la gente que venía no podíamos ofrecerles unas actividades en condiciones”, recordó Ortas. Para evitar que situaciones como aquella vuelvan a repetirse, la asociación empresarial se encuentra además en camino de alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Aragón, la Confederación Hidrográfica el Ebro (CHE) y el Sindicato de Riegos del Bajo Gállego, con el fin de regular el caudal del Gállego para que permitan la práctica de deportes acuáticos en periodos como éste, en el que el río arrastra una fuerza menor. “Queremos llegar a un acuerdo que redunde en la calidad del servicio, de forma que los caudales permitan la realización de actividades durante más tiempo y en mejores condiciones”, señaló el presidente de la asociación Gállego Activo.

De esta forma, se pretende establecer un programa horario para la suelta de aguas desde los embalses de La Peña, Búbal y Lanuza, de forma que las avenidas más intensas puedan coincidir también con aquellos momentos en los que existe una mayor actividad deportiva en el río. “Pensamos que va a haber un buen entendimiento y que conseguiremos optimizar el agua para que sea un recurso compatible tanto con los usos agrícolas como con los turísticos”, manifestó Ortas.

Etiquetas