Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Día de Aragón

Los oscenses desafían al cielo nublado para celebrar San Jorge

El cerro fue el lugar elegido por familias y amigos para comer al aire libre, mientras que los Porches de Galicia se llenaron de aficionados a la lectura.

Los Porches de Galicia reunieron a mucho público
Los oscenses desafían al cielo nublado para celebrar San Jorge
J. S.

A pesar de que el cielo no dejó de oscurecerse a lo largo de la mañana, fueron muchos los oscenses de todas las edades que acudieron a celebrar San Jorge comiendo al aire libre en el cerro coronado por la ermita dedicada al patrón de Aragón. Allí no faltaron tampoco las jotas, los juegos tradicionales, los pasacalles, el teatro infantil y los hinchables para los más pequeños.

Parte de la explanada inferior estuvo ocupada además por las carpas de la Zona Joven organizada por el Ayuntamiento de Huesca, dentro de la campaña: ‘Alcohol, conoce tus límites’. “El tiempo no ha acompañado mucho, estaba nublado y hacía fresco, pero luego se ha despejado y la verdad es que los chavales se han animado a participar en los talleres que hemos organizado”, explicó Silvia Astarloa, educadora del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Huesca. Los chavales pudieron aprender así a elaborar sus propios zumos, batidos, chucherías y abalorios, además de aprender actividades como danza africana, percusión o la práctica de diferentes deportes.

Otro de los talleres organizados para la ocasión es de reciclado de residuos, de forma que los jóvenes participantes en esta iniciativa colaboraron también en la limpieza del cerro tras la celebración y recibieron, por cada tres bolsas que entregaran de papel, plástico o vidrio, una camiseta. “Con esta campaña lo que pretendemos es reducir y evitar el abuso de alcohol que se da entre la población adolescente”, añadió la técnico municipal, “por eso, además de las actividades, repartimos también bocadillos, batidos, chocolate y botellines de agua”.

La ermita dedicada al santo, además de albergar la celebración religiosa, fue también el punto de llegada de la XI Jorgeada de Aragón, organizada por Os Andarines de Aragón y cuyos participantes habían partido a las 22.00 de la noche anterior desde la plaza del Pilar de la capital aragonesa. “Vienen andando desde Zaragoza y cuando llegan, les hacemos una foto frente a la ermita. Después, en el Palacio de los Deportes, pueden ducharse, arreglarse y disfrutar de un plato de paella que les va a sentar de maravilla”, comentó Montserrat Clemente, una de las voluntarias de la asociación Os Andarines.

Una mañana entre libros

 

En el centro de la ciudad, bajo los Porches de Galicia, la atención se concentraba, por otra parte, en las librerías que habían instalado sus puestos en la calle con motivo del Día Mundial del Libro. “La verdad es que la mañana ha ido muy bien y el tiempo está acompañando. Yo creo que ha empezado a venderse antes que otros años y desde muy pronto, los puestos han estado los puestos abarrotados de gente. Estamos contentos de cómo se está desarrollando el día”, señaló José María Aniés, presidente de la Asociación de Libreros de Huesca. Entre los títulos más vendidos, se encontraban así: ‘El enredo de la bolsa o la vida’, de Eduardo Mendoza, junto con ‘El abuelo que saltó por la venta y se largó’, de Jonas Jonasson.

En cuanto a los autores oscenses, Aniés destacó además la variedad de títulos entre las novedades de este año, como ‘As crabetas’, de Enrique Satué, sobre la infancia tradicional en el Pirineo, ‘Los Inmortales’, la nueva obra del barbastrense Manuel Vilas, además de los textos dedicados a José Antonio Labordeta. Y en la sección juvenil, triunfó, por otra parte, la popular saga ‘Los Juegos del Hambre’, de Suzanne Collins. Con cada compra se regalaba además, un clavel rojo.

También bajo los Porches de Galicia se encontraba el puesto de la Asociación de escritores oscenses Aveletra, en el que animaban a los paseantes a participar en la escritura conjunta de un libro a cambio de un broche en forma de rosa. “Esta iniciativa se llama ‘Huesca escribe un libro’ y se trata de animar a los oscenses a que participen escribiendo unas líneas sobre aquello que les inspire en ese momento”, explicó Irma Torrijos, miembro de la Asociación. “Estamos muy contentos, porque está participando mucha gente, entre ellos, algún escritor oscense, como Damián Torrijos”, relató Irma.-

Etiquetas