Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

En junio

El soldado procesado por el homicidio de otro en Jaca tendrá un juicio con jurado popular

Los hechos, por los que el fiscal solicita para el procesado una condena de 10 años de prisión, ocurrieron a primeras horas de la madrugada del 11 de diciembre de 2011.

Un soldado profesional será juzgado a partir los próximos 25 y 26 de junio por un jurado popular como presunto autor del homicidio de un compañero al que asestó una puñalada en el abdomen que le causó la muerte, cuando estaban destinados en un acuartelamiento de Jaca (Huesca).

Los hechos, por los que el fiscal solicita para el procesado una condena de 10 años de prisión, ocurrieron a primeras horas de la madrugada del 11 de diciembre de 2011, en la habitación que compartía el supuesto homicida con otros dos soldados en las instalaciones militares de la capital jaquesa.

Según relata el fiscal, tras una noche de copas con otros compañeros de profesión, con uno de los cuales tuvo una pelea, el acusado regresó a su habitación sobre las 02.00 de la madrugada e inició una acalorada discusión a gritos con uno de sus ocupantes durante la que exhibió una navaja.

En un momento no determinado, la víctima, Iván Castiello Medina, entró en la habitación y le dijo al acusado "baja la voz, relájate, que mañana tenemos que trabajar".

Instantes después de ser reprochada su conducta, el presunto homicida saltó sobre su víctima y le clavó la navaja que portaba en el abdomen, causándole una herida que le provocó la muerte dos horas después.

La acusación relata que uno de los compañeros de habitación se dirigió entonces al supuesto agresor y le pidió que soltara la navaja, y ante la negativa de éste a dejarla inició un forcejeo para arrebatársela durante el que recibió una herida en la mano.

El detenido, con antecedentes judiciales por un delito de conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas cometido en Jaca, fue detenido unos minutos después por agentes de Policía Nacional desplazados al acuartelamiento.

El fiscal tipifica los hechos como un presunto delito de homicidio con la atenuante de actuar movido por el consumo de alcohol y solicita para el acusado una condena de 10 años de prisión y el pago de una indemnización total de 53.000 euros a los dos hermanos del fallecido.

Según la acusación pública, y a tenor de los informes de los peritos forenses, el acusado había consumido previamente bebidas alcohólicas que le provocaron una disminución de sus facultades intelectivas en el momento de perpetrar el crimen.

Etiquetas