Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Campaña preventiva

Más de 200 niñas se encuentran en riesgo de mutilación genital

La mayoría se encuentran en Huesca y Binéfar, según los datos aportados por la red de prevención de esta práctica en la capital oscense.

Proyección del documental contra la mutilación genital femenina.
Más de 200 niñas se encuentran en riesgo de mutilación genital
J. S.

Alrededor de 220 niñas de hasta 14 años de edad de la provincia de Huesca se encuentran a día de hoy en riesgo de sufrir mutilación genital. Así lo recogen los datos aportados por Carlos Pardos, médico pediatra en el hospital Sagrado Corazón de Jesús de Huesca y miembro del grupo de prevención formado en Huesca por profesionales de distintas áreas, que van de la medicina, al trabajo social, pasando también por la educación. El total de mujeres que se encuentran en este mismo riesgo asciende, por otra parte, según datos de 2011, a más de 500.

“Desde las consultas de pediatría lo que hacemos es trabajar en la prevención, al igual que lo hacemos con otros aspectos como la alimentación, la higiene o los accidentes”, explica el facultativo. “Tratamos de ganarnos la confianza de las madres, informándoles de las consecuencias físicas que puede tener la mutilación genital para que eviten que las sufran también sus hijas”, añadió Pardos. De esta forma, donde más casos de niñas en situación de peligro se han detectado ha sido en la capital oscense -53 en el hospital Sagrado Corazón de Jesús, 20 en el Centro de Salud Santo Grial y 2 en el Huesca-Pirineos- sin embargo, donde la proporción en relación al número de habitantes se hace mayor es en Binéfar, donde se han contabilizado 57 casos.

Le siguen a la localidad literana, Monzón, con 24 casos, Barbastro, con 16, Tamarite de Litera, con 11. La mayoría de las afectadas de la provincia en general –contando mujeres y niñas – proceden, por otra parte, de Gambia, 155, seguidas de las que provienen de Mali, 134, Guinea, 78, Senegal, 51, Nigeria, 37, Ghana, 28 y Mauritania, con 23. En cuanto a las niñas de hasta 15 años atendidas en el hospital Sagrado Corazón de Huesca, las guineanas, 19 en total, seguidas de las gambianas, 13 en total y las mauritanas, 6 en total. “Existen varias formas de mutilación, algunas más graves que otras. La de tipo tres, que sería la infibulación, es la más grave y la que más problema de salud da a largo plazo. Se da en países como Somalia o Sudán desde donde no es habitual venir a Huesca”, aseguró Pardos. Las edades de más riesgo son las comprendidas entre los 4 y los 9 años, aunque como narra Pardos, al tratarse de una práctica cada vez más perseguida, puede retrasarse hasta los 14 ó 15 años.

La campaña preventiva se realiza, en primer lugar a largo plazo, desde las consultas. El protocolo de prevención se acentúa, por otra parte, en el momento en el que la familia decide viajar a su país de origen. “Antes de marchar, los padres firman un documento en el que se comprometen a no practicar la mutilación y que les sirve también para contrarrestar la presión de la que pueden ser objeto en su lugar de origen por parte de su comunidad o de sus familiares deseosos de seguir con esta tradición, ya que saben que pueden incluso ir a la cárcel”, asegura el pediatra. Esta medida resulta así efectiva, ya que como asegura el doctor, cuando las niñas son examinadas a su regreso a Huesca, no presentan signo alguno de haber sido intervenidas.

Red de prevención

Carlos Pardos advierte, por otra parte, que esta misma labor de prevención se realiza también desde otros ámbitos, como los colegios, los centros sociales o el Centro de Vacunación Internacional de Huesca. “El trabajo en red es muy importante, pero lo es más el trabajo que se está realizando por las propias mujeres de las comunidades de base de cada país de origen con muy buenos resultados, ya que se está consiguiendo erradicar esa práctica en muchas de estas comunidades. Todo está cambiando muy rápidamente y desde la Organización Mundial de la Salud se estima que la mutilación genital femenina podría desaparecer por completo, de forma global, dentro de una generación”, subraya el médico oscense.

Con motivo del Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina, Médicos del Mundo Aragón y el Instituto Aragonés de la Mujer organizaron este lunes en Huesca, en el salón de actos de la Diputación Provincial, la proyección del documental: ‘Mutilación genital femenina. La tradición contra la vida’, tras el cual se celebró una mesa redonda. Intervinieron, entre otras, Honorata Nasuwa, coordinadora de la Red contra la Mutilación Genital Femenina, Agnes Pareyio, directora de la organización Rescate a la Mujer, de Kenia, Nuria Fernández, profesora de Antropología de la UNED y Efua Dorkeeno, perteneciente al movimiento ‘Quality Now’.

Etiquetas