Huesca
Suscríbete

festejos

Monzón encara su último día de fiestas

La tromba de agua obligó a suspender la actuación de Los Manolos en la noche del viernesJuegos infantiles, mercado artesanal, deportes y fuegos artificiales pondrán fin a los festejos.

Partido del torneo de baloncesto de ACB.
Monzón encara su último día de fiestas
JOSé LUIS PANO

Tras una semana con un tiempo veraniego, en la que el calor ha sido la tónica general, en la medianoche del viernes al sábado hacía aparición la invitada no deseada de las fiestas de San Mateo de Monzón. Una fuerte tromba de agua se precipitó sobre Monzón en torno a las 0.20 para cesar pasados unos minutos de la 1.00. En ese corto espacio de tiempo cayeron 22,5 litros de agua, anegando el escenario donde sobre a esa hora estaba previsto que se subieran Los Manolos, una de las dos actuaciones estelares de las fiestas mayores de la ciudad del Cinca. Ha sido el único contratiempo a una semana de fiestas que hoy termina.

Los exponentes de la rumba catalana más bailonga no pudieron actuar, pero a pesar del disgusto que se llevaron muchos espectadores, la fiesta no cesó. Las peñas de Monzón se encargaron de animar las calles, las carpas de la Azucarera acogían las verbenas para las personas mayores, hubo bailes de madrugada y fiesta Loca FM SAF para jóvenes. Y la cita deportiva llegó con el torneo de baloncesto ACB y la Carrera del Pollo.

Pero si hubo un acto emotivo el viernes ese fue el homenaje a la tercera edad, que llenó el Auditorio para conmemorar las bodas de oro de dos matrimonios: Joaquín Castro e Irene Saura, y José Ferrer y Amalia Torres. Asimismo, el Hogar de Personas Mayores entregó los premios a los campeonatos de guiñote a la pareja Juan Hoyo y Dora Hidalgo; de butifarra a Gregorio García Carpintero y Manuel López; y de petanca a la dobleta Nieves Cintora y Lourdes Garcés.

Tras la entrega de trofeos y de ramos de flores a los matrimonios, el concejal de Fiestas, Javier Vilarrubí, y la alcaldesa Rosa María Lanau, recalcaron la emotividad de actos como éste para agradecer el trabajo callado y el sacrificio de nuestros mayores. El acto, que había arrancado previamente con una misa, concluyó con una verbena y reparto de dulces y bebidas.

La jornada del sábado arrancó con la amenaza de lluvia, que no consiguió restar participación a actos como la despertada matinal y los cabezudos encorriendo a los zagales, el III Torneo de Ajedrez Ciudad de Monzón que llenó los porches del Ayuntamiento de tableros o el taller de pinceladas de máscaras.

La tarde fue deportiva con el XLI Trofeo San Mateo de ciclismo por el circuito urbano de la plaza Aragón y el Paseo San Juan Bosco, y el segundo encuentro del Trofeo Mas Monzón de baloncesto entre los equipos CAI Zaragoza y Estudiantes.

La chavalería volvió a tomar la calle Juan Lanuza en la última entrega del Paseo de las Sorpresas con talleres de maquillaje y de cocina, juegos gigantes?; mientras que en el Auditorio tenía lugar el Festival de Bandas con la actuación de las de Alcanar y Monzón.

Por la noche, al cierre de esta edición estaba previsto el concierto estelar de estas fiestas, Carlos Baute, en las antiguas naves de Vicente Canales. Paralelamente la orquesta Cristian & Domenech iba a ofrecer una verbena la carpa de la Azucarera, mientras que la orquesta Fabulosa haría lo propio en la nave de la asociación San Mateo, y los más jóvenes tenían una cita con la última fiesta Loca FM-SAF, y ya de madrugaba, el ultimo baile de las peñas con el grupo Contraband.

Hoy concluyen las fiestas con actos infantiles durante toda la jornada, un mercado artesanal y muestra de oficios en el Auditorio, la tapa del parque con chocolatada, amenizada por Los Guajiros, la doble cita deportiva con el derbi de fútbol entre el Monzón y el Binéfar y el partido de baloncesto entre el CAI Zaragoza y Bilbao Basket, la cena peñista del sobaquillo, la quema de fuegos artificiales y el entierro de la sardina y el 'Pobre de mí', a las 23.15, para bajar el telón festivo.

Etiquetas