Despliega el menú
Huesca

Día Internacional contra la Explotación Sexual

O' Cambalache cumple 15 años de lucha contra la prostitución en la provincia de Huesca

Según la oenegé, el perfil de este colectivo es ahora el de una mujer mayor de 30 años de origen latinoamericano.

El Salón de Actos de la DPH acogió el espectáculo 'Naturaleza vulnerable'
O' Cambalache cumple 15 años de lucha contra la prostitución en la provincia de Huesca
J. S.

Mujer, mayor de 30 años y latinoamericana. Así es el perfil de la prostitución en la provincia de Huesca detectado por el programa O’ Cambalache de los Hermanos de la Cruz Blanca de Huesca, que este año celebra además 15 años de trabajo con este colectivo. "El perfil es muy distinto hoy al de entonces. En aquel momento, cuando comenzamos nuestra andadura, se trataba de mujeres procedentes de ambientes marginales, con problemas económicos, cuyas madres, en ocasiones, habían ejercido también la prostitución. Se concentraban en clubes de alterne y apenas había problemas de drogodependencia", explica Pilar Paúl, responsable de O’ Cambalache, quien asegura además que se trata de una percepción compartida por otras asociaciones que también tratan este tema. Entre las más conocidas se encuentra así Cruz Roja, Médicos del Mundo o Cáritas.

"De repente, al comienzo de los 2000, nos encontramos con una llegada masiva de inmigrantes. Había muchas latinoamericanas, muchas mujeres de Europa del Este e incluso, en menor porcentaje, africanas. No sabíamos bien qué era lo que estaba pasando y a todas las entidades nos tocó aprender a tratar el problema sobre la marcha", relata Paúl. Fue también el momento en el que tuvieron indicios la trata de blancas. "Observábamos que no tenían libertad de movimientos. Carecían, por ejemplo, de un teléfono y poco a poco nos fuimos especializando en este problema", explica la portavoz de O’ Cambalache.

El proyecto cuenta con un equipo formado por 8 mediadoras formadas para esta labor y 4 unidades móviles que operan en toda la provincia de Huesca, además de en parte de Zaragoza y la zona del Bajo Aragón. Tienen previsto además poner en funcionamiento una nueva unidad móvil en la provincia de Teruel. Tras una primera toma de contacto, el equipo de O’ Cambalache comienza el trabajo de acompañamiento. "Al estar tan vinculadas a las redes de trata tienen muchas dificultades para acceder a recursos como la tarjeta sanitaria o los servicios sociales de base, donde acuden por medio de nosotros", asegura Paúl.

O’ Cambalache puede proporcionarles además orientación jurídica y de reinserción sociolaboral y alojamiento en uno de los 6 pisos con los que cuentan los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca destinados a colectivos en situación de dificultad, entre otros servicios. Todo ello para facilitar la reincorporación a la sociedad a todas aquellas que decidan dejar ese mundo.

En toda la provincia

El año pasado, el equipo de la organización humanitaria contactó con 372 mujeres de este colectivo. Solamente en la provincia de Huesca intervinieron en un total de 44 locales en los que se ejercía la prostitución, de los cuales 24 eran pisos, 14 eran clubes, otros 3, casas de citas y 3 más, puntos de carretera. Se realizaron así un total de 425 visitas y se asistió a 126 mujeres en régimen de nueva acogida. Además de otras 187 que recibían atención continuada.

Del total de las mujeres asistidas por O’ Cambalache, el 42% de media tenía más de 30 años. Por franjas de edad, un 19% tenía entre 18 y 25 años, un 32% entre 26 y 30 años, un 24% entre 31 y 35 años y un 25% eran mayores de 35 años. En cuanto a las nacionalidades, se contabilizó a un 65% de latinoamericanas, un 23% de ciudadanas de Europa del Este, un 7% de africanas y un 5% de españolas, que comparten porcentaje con brasileñas, paraguayas, argentinas o nigerianas. El 75% cuenta además con cargas familiares en su lugar de origen.

Paúl asegura asimismo cómo a día de hoy se han dado muchos avances en materia legal en lo que respecta a este colectivo, contándose incluso con una directiva europea que obliga a los países miembros a brindar atención integral a las víctimas de este colectivo, ya contemplada en la reforma de la Ley de Extranjería. "Poco a poco se van dando pasos para ayudar a estas mujeres con la coordinación de todos, tanto del Estado como de las organizaciones no gubernamentales", añade la responsable de O’ Cambalache.

Etiquetas