Huesca
Suscríbete

ALTO ARAGÓN

Huesca pierde en un año 170 empresas y solo quedan siete con más de 200 trabajadores

El Observatorio Socioeconómico de la provincia constata que las pequeñas empresas y las micropymes han resistido mejor la crisis.

Desde el inicio de la crisis en 2008, han desaparecido en el Alto Aragón más de 700 empresas. Solo en 2010 se perdieron 170 (considerando altas y bajas), según el censo de empresas de 2011 que realiza el Instituto Nacional de Estadística, cuyos datos han sido analizados en un informe elaborado por el Observatorio Socioeconómico de la provincia de Huesca, promovido por Multicaja, Ceos-Cepyme Huesca, Cámara de Comercio y Fundesa.

Aunque ha continuado descendiendo el número de empresas, lo hace en menor medida que en el global nacional (1,24% frente a 1,03%), debido, según el Observatorio, "a la mayor resistencia empresarial del tejido de las pymes de la provincia, especialmente de las micropymes". Entre 2004 y 2008, años de crecimiento, la evolución del Alto Aragón fue más lenta, pero la caída de los tres últimos años también ha sido menos acusada: -4,26 por ciento frente al -5,02 % nacional. "Las previsiones de años anteriores respecto a un posible mantenimiento en el número de empresas en el 2011 no se cumplen y la tendencia de reducción continúa, aunque a menor ritmo. Es probable que hasta 2013 no se alcance la estabilidad", añade el informe.

La caída de las grandes

Y es que la estructura empresarial de la provincia está marcada fundamentalmente por la atomización. La mitad no tienen asalariados y el 44% se pueden considerar micropymes, de 1 a 9 trabajadores. Solo un 4,4% son pequeñas empresas (de 10 a 49) y de las más de 16.000 del censo, solo hay 60 de entre 50 y 99 trabajadores y seis de hasta 500. Esta cifra únicamente la supera una compañía, la Becton Dickinson de Fraga, dedicada a la fabricación de material sanitario.

El Observatorio ha constatado la mayor capacidad de resistencia de las empresas más pequeñas. Han llevado peor la crisis las grandes. De más de 200 empleados había 12 en el censo de 2008, pero ahora solo se contabilizan siete. Esto no supone que hayan desaparecido cinco. Alguna sí lo ha hecho, pero la disminución se debe sobre todo a reducciones de plantilla con expedientes de empleo.

En la evolución por sectores, referida a toda la comunidad autónoma, se aprecia que sigue cayendo el número de empresas en industria y construcción, mientras que el sector servicios todavía logra mantenerse, a diferencia de la evolución en España.

El Observatorio Socioeconómico concluye que hay menos emprendedores en la provincia, si se tiene en cuenta el ritmo de las empresas sin asalariados; pero resisten mejor las pymes, especialmente en el tramo de 1 a 9 trabajadores, frente a la evolución en España.

Etiquetas