Huesca
Suscríbete

HOSTELERÍA

El buen tiempo de septiembre vuelve a llenar las terrazas al final del verano

Los hosteleros compensan en estos días un mes de julio que fue flojo a causa del mal tiempo

Terraza de la calle Padre Huesca
El buen tiempo de septiembre vuelve a llenar las terrazas al final del verano

El sol reinante estos días de septiembre sigue atrayendo clientes a las terrazas más céntricas de la capital oscense. Es una forma de finalizar de forma positiva un verano que no ha sido favorable del todo para los profesionales del sector. "Estamos apurando el verano y de alguna forma recuperando clientes con respecto al mes de julio, que fue desastroso a causa del mal tiempo", asegura Adolfo Sesé, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Huesca. En agosto, con las fiestas de San Lorenzo incluidas, tampoco faltaron los clientes, sin embargo, según asegura Sesé, tampoco fue un mes en el que se fuera "a tope". "A tope, lo que se dice a tope no va nadie", asegura el presidente de la Asociación.

Para Juanjo Almazor, camarero en una de las terrazas de los establecimientos de la calle de Padre Huesca de la capital oscense –una de las zonas más concurridas de la ciudad- "mientras haga buen tiempo, la gente seguirá sentándose en las terrazas". "Ahora con la llegada de septiembre se nota que ha terminado la época de vacaciones y que ha bajado un poco la faena, pero todavía se va trabajando bastante bien", asegura. Opina también que la crisis se nota este mes, en el sentido de que "se tienen muchos gastos con los niños por la vuelta al cole", afirma Juanjo.

Manuel Callén, encargado de otro bar de la misma zona, está de acuerdo con su opinión. "La vuelta de los niños al colegio ha influido muchísimo, ya que ahora los gastos de las familias van orientados al material escolar", asegura. Opina además cómo la ley antitabaco ha hecho también por llenar las terrazas de clientes al no poderse fumar en el interior de los establecimientos.

Cochi Gil, encargada de un bar-restaurante con terraza situado también en la calle de Padre Huesca, ha detectado además cómo, a pesar de haber clientes, estos hacen menos gasto que antes de comenzar la crisis. "En una ocasión, se sentaron 3 personas en la terraza y pidieron un plato de patatas bravas y una cerveza. Y con eso estuvieron desde las ocho de la tarde hasta las diez", relata Conchi. Y añade: "La facturación ha sido más pequeñas que otros años. Estos días, por suerte, la cosa se va animando. Esperemos que dure el buen tiempo".

En otra de las zonas típicas de terrazas de la capital oscense, los Porches de Galicia, el mes de agosto, fue uno de los más de más afluencia de público, en especial durante San Lorenzo. Y es que la zona es una en las que más se vive la fiesta de la capital oscense. "Yo no esperaba que fuera tan fuete y ha sido muy fuerte, mucho más que el año pasado sobre todo, este San Lorenzo y cuánto mejor tiempo haga mejor, porque más gente vendrá", asegura Pepe Almazán, dueño de un bar de la zona.

La plaza de Luis López Allué, es también una las zonas de terrazas más concurridas de Huesca. Allí se encuentra Roberto Cacho, encargado de uno de los tres bares con terraza abiertos en la zona. "Ha sido, con diferencia, uno de los mejores Sanlorenzos que recordamos desde que estamos abiertos", asegura. "Lo cierto es que el verano ha ido muy bien, no nos podemos quejar, puede que sea porque la gente se ha quedado más en Huesca a causa de la crisis", añade Roberto.

Y queda, por último, la opinión de los clientes, como José Luis Isábal, quien asegura haber ido de terrazas "todo el verano". "Yo creo que las noches que ha hecho buen tiempo ha estado todo bastante lleno. Puede que la zona de la calle Padre Huesca haya estado más animada que el resto, aunque no he notado falta de gente en ningún sitio. El ambiente en general es majo y las tapas, son buenas", afirma José Luis

Etiquetas