Huesca
Suscríbete

En ruinas

Se inician los trabajos previos al derribo del edificio de la calle San Lorenzo de Huesca

El Ayuntamiento de Huesca concede una ayuda de urgencia con apoyo económico a la familia afectada para un alquiler durante dos meses.

La alcaldesa de Huesca, Ana Alós, ha firmado este lunes la declaración, por vía de urgencia, de 'ruina inminente' del edificio situado en la calle San Lorenzo, 32, cuya parte izquierda posterior se derrumbó el pasado sábado.

El derrumbe del edificio, que estaba en estado de ruina, no causó heridos y la única familia que residía en él debió abandonar su casa, situada en el tercero derecha del edificio, para ser instalada en un hostal de la ciudad. Precisamente, el plazo para desalojar el edificio finalizaba esta semana tras ser evacuado el pasado 26 de agosto por peligro de derrumbamiento. La situación es más urgente al estar unido el edificio afectado a otro colindante con unos maderos, lo que podría provocar la caída de los dos.

Firmada la declaración de 'ruina inminente', han comenzado los trabajos previos al derribo y se abre un plazo de 48 horas para proceder a derrumbar el edificio. Así lo ha confirmado la responsable municipal del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca, Gema Allué, quien prevé que la demolición podría comenzar este martes.

Desde el derrumbe, el sábado por la tarde, hasta que finalicen los trabajos, la calle permanecerá cortada desde la plaza de Salas hasta el antiguo cuartel de la Merced para mantener las medidas de seguridad.

Allué ha apuntado que esta situación ha puesto en alerta al Ayuntamiento para evitar que incidentes como éste vuelvan a pasar, por ello se ha solicitado un listado a los técnicos municipales significando los edificios más antiguos que pudieran estar en estado similar en calles como San Lorenzo o Desengaño, entre otras.

"Una vez que tengamos ese listado estableceremos un protocolo de actuación sobre el estado de los edificios, porque la verdad es que en esa misma calle, en la San Lorenzo, si bien no están ahora mismo en ruina pudieran estarlo en los próximos meses, así que nos vamos a poner a trabajar en ello inmediatamente", ha explicado Allué.

Ayuda de urgencia

El área de Bienestar Social ha mantenido este lunes una reunión con la última familia realojada del edificio 32 de la Calle San Lorenzo.

Tras estudiar su situación, el Ayuntamiento de Huesca ha decidido aplicar una ayuda de urgencia que consiste en prestar a la

familia apoyo económico para un alquiler durante dos meses como máximo, una vez que la familia haya justificado que ha encontrado un piso de alquiler.

Asimismo, el consistorio les ha facilitado los servicios jurídicos para gestionar la situación de su vivienda. Días atrás, el Ayuntamiento de Huesca se puso en contacto con la familia para informarles sobre el estado de la vivienda y la necesidad de que la abandonaran.

Para ello, en el expediente abierto se fijó un plazo de 15 días que no se ha llegado a cumplir, han precisado desde el Ayuntamiento.

Etiquetas