Huesca
Suscríbete

CASCO URBANO DE HUESCA

La peatonalización del centro avanza calle a calle a la espera del plan global prometido

Hoy, tras varios meses de espera, se cierra por completo al tráfico la plaza de Luis López AlluéSe ha optado por un sistema de bolardos automáticos que facilitan el paso de residentes, taxistas y equipos de seguridad.

La peatonalización del centro avanza calle a calle a la espera del plan global prometido
La peatonalización del centro avanza calle a calle a la espera del plan global prometido

A partir de hoy, la principal plaza del casco viejo de Huesca, la de López Allué, será exclusivamente para uso y disfrute de los peatones. Tras un parón de varios meses, pese a estar los dispositivos ya instalados, y un periodo de pruebas de dos semanas, por fin se pone en marcha la medida, que se suma a otras ya ejecutadas o en proyecto con el objetivo de reducir el tráfico en el centro urbano. De momento, estas acciones se realizan calle a calle, a la espera de que la alcaldesa, Ana Alós, cumpla su compromiso electoral de elaborar un plan global de peatonalización antes de seis meses. El gran reto, más lejano y sobre el que no se ha avanzado, es el Coso. Alós también puso una fecha, 2012, aunque el equipo de gobierno ya ha reconocido que sería correr demasiado.

En López Allué el acceso funciona con un sistema de pilonas móviles que permite la entrada mediante una tarjeta a los vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona, los taxistas y los equipos de seguridad y atención sanitaria. El bolardo permanece bajado en horario de carga y descarga (de 8.00 a 11.00) y el sistema dispone de un timbre desviado a la Policía Local para casos de urgencia. Este dispositivo también está instalado en la calle de Berenguer, en el acceso a la plaza de San Lorenzo, aunque no está operativo.

«Por Europa funcionan sin ningún tipo de bolardo, con señales, la gente está concienciada para no pasar, pero aquí se desechó la idea», señala el concejal de Movilidad, Gerardo Oliván, aclarando que el sistema lo decidió el anterior equipo de gobierno. «Se hizo una inversión fuerte en el sofware y se compraron los equipos. Estamos estudiando otros, pero hay que ver si son compatibles, porque lo importante es tener un sistema homogéneo que sirva para todas las zonas», añadió.

Un foro de participación

El equipo de gobierno prefiere no adelantar nuevas propuestas de peatonalización, a la espera de debatirlas en la ponencia de movilidad constituida en julio y que se volverá a reunir este mes. «Los pasos que demos serán los que acuerde la ponencia», precisó Oliván. Este foro agrupa a grupos políticos y colectivos implicados como la Federación de Barrios; empresarios de hostelería, comercio y transportes, la asociación Huesca en bici; la de autoescuelas; y la Coordinadora de Discapacitados Oscenses. Su misión es definir antes de final de año el mapa y el modelo de las zonas peatonales. Pero probablemente en la próxima reunión ya se debata la puesta en marcha de los mecanismos instalados en las calles de San Lorenzo y Berenguer para hacerlas peatonales.

Las futuras acciones están sujetas a la finalización del parquin de la plaza de San Antonio, prevista para 2013, y sobre todo a la disponibilidad presupuestaria, pues hay zonas urbanas donde el cierre al tráfico comporta la reurbanización. No obstante, Oliván asegura que el Ayuntamiento está decidido a impulsar al máximo la peatonalización del centro, una voluntad que se está viendo respaldada con acciones concretas, «aunque sea la ponencia la que marque los ritmos porque queremos un proceso participativo».

Además de López Allué, en las últimas semanas se ha cerrado parte de la calle de Padre Huesca, una vez concluidas las obras de reurbanización; y se han instalado bolardos automáticos en las calles de Berenguer y San Lorenzo, aunque no estén en funcionamiento.

Paralelamente, el Ayuntamiento ha llegado a acuerdos con propietarios de solares sin uso para adecuarlos como zonas de aparcamiento, en la plaza de la Moneda y en la calle de Padre Huesca. Este último con objeto de paliar la desaparición de las 160 plazas de la plaza de San Antonio por la construcción del parquin subterráneo.

Etiquetas