Despliega el menú
Huesca

SUCESOS

Los bomberos exigen un consorcio tras el incidente por un escape tóxico en Binéfar

Uno de los dos únicos efectivos que fueron a la emergencia resultó intoxicado por amoniaco.

Un bombero del parque de La Litera, revisando ayer los equipos de respiración de la dotación.
Los bomberos exigen un consorcio tras el incidente por un escape tóxico en Binéfar
HERALDO

La intoxicación sufrida por un bombero del parque de la Litera durante una intervención en la que solo dos efectivos tuvieron que hacer frente a una importante fuga de amoniaco en el sistema de refrigeración de la empresa Fribín de Binéfar, ocurrida el pasado 14 de agosto, ha vuelto a poner de relieve las graves carencias que existen en Huesca por la falta de un mando único que coordine y movilice a los distintos servicios de Protección Civil.

Tras este incidente, el colectivo de bomberos, a través de la Confederación de Seguridad Local (CSL), ha reclamado una vez más a la consejería de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón y a la Diputación Provincial de Huesca la creación de consorcio que fije los protocolos de coordinación, movilidad, jerarquía e intervención para todos los servicios -donde coexisten profesionales, personal de brigadas municipales y comarcales y voluntarios- «en aras de la seguridad de los trabajadores y de la mejora del servicio», sostienen.

El parque de La Litera recibió el aviso de la fuga y movilizó a los medios que en ese momento estaban de guardia: una autobomba urbana y dos bomberos. Pese a que el personal de mantenimiento de Fribín prestó su colaboración y asesoramiento, un fallo en el equipo de respiración de uno de los bomberos, después de dos horas y media de intervención, hizo que inhalara vapores tóxicos y tuvo que ser trasladado al Hospital Comarcal de Barbastro por una intoxicación de amoniaco.

Un mando único cualificado

Por fortuna todo quedó al final en un susto, pero desde la CSL consideran que este incidente revela las «importantes deficiencias en la seguridad y en la operatividad de las dotaciones de bomberos». En este sentido, opinan que en este tipo de emergencias se necesita personal cualificado para ejercer la dirección ya que «a menudo recae sobre el propio bombero decisiones que superan con mucho su nivel de cualificación».

Además, denuncian que una dotación de solo dos bomberos es «insuficiente» en ocasiones ya que se pone en peligro su seguridad. Y a este respecto recuerdan que en algunos casos, la movilidad de dotaciones entre comarcas es complicada ya que los servicios no tienen cobertura de los seguros personales de accidente.

También piden que se ensayen y pongan en marcha protocolos de actuación para las industrias y empresas radicadas en el entorno de los parques de bomberos.

Tomás García, secretario general de la CSL en Aragón, urgió ayer a DGA y DPH a elaborar protocolos de coordinación «para que los bomberos sepan de antemano qué hacer antes de actuar». Además, denunció la falta de cualificación de muchos miembros de Protección Civil, «porque eso supone un riesgo evidente para sus vidas». «Los bomberos se la tienen que jugar, pero solo cuando sea imprescindible y actualmente hay posibilidades para mejorar el servicio», recalcó.

¿Cuándo se piden refuerzos?

El portavoz de la CSL se felicitó de que la intoxicación no fuera grave finalmente. «Tuvo la suerte de que había una ventana relativamente cerca para tomar aire», dijo. Sánchez cree que lo ideal hubiera sido disponer de un protocolo para saber si había que pedir refuerzos «porque si tú llamas a otro parque, mal porque distraes el servicio de otra comarca, pero si no lo haces, al final puede ser peor, como ocurrió en Binéfar».

El problema de la falta de coordinación no es nuevo. Los bomberos llevan ya años reclamando un consorcio provincial. La última vez fue a finales de 2010, después de que el 112 se viera obligado a pedir ayuda a la Generalitat para atender dos incendios que se produjeron al mismo tiempo en Albalate de Cinca y en Binéfar.

Etiquetas