Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TERRORISMO DE ETA

Sallent recuerda a los dos guardias civiles asesinados hace 11 años

Bermúdez de Castro ha criticado las declaraciones realizadas por el presidente de la Diputación Foral de Guipúzcoa sobre el lugar en el que se realizan los atentados, asegurando haber quedado "perplejo" y "con bastante asco".

Homenaje en Sallent de Gállego
Sallent recuerda a los dos guardias civiles asesinados hace 11 años
JAVIER BLASCO

La localidad de Sallent de Gállego ha recordado hoy a los guardias civiles Irene Fernández Perera y José Ángel de Jesús Encinas, asesinados en la población hace once años por la banda terrorista ETA al estallar una bomba lapa adosada a los bajos de su vehículo.

Los padres de ambas víctimas, miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), representantes políticos como el consejero de Presidencia y Justicia, Roberto Bermúdez de Castro o el alcalde, Jesús Gericó, y amigos y compañeros han asistido a la misa en su recuerdo, que ha oficiado el párroco de la localidad, Francisco Aurioles.

El sacerdote se ha referido a los dos agentes asesinados como "dos buenas personas, dos buenos guardias civiles, dos españoles y dos cristianos", y ha señalado que en los corazones de sus seres queridos "no puede haber un poso de rencor", y que el dolor "tiene que ir unido a la paz".

A la salida de la ceremonia, Bermúdez de Castro, ha asegurado que un año más el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento y los familiares de Irene y José Ángel han querido estar en Sallent para recordarlos, y ha criticado las declaraciones realizadas por el presidente de la Diputación Foral de Guipúzcoa sobre el lugar en el que se realizan los atentados, asegurando haber quedado "perplejo" y "con bastante asco".

Por su parte, el alcalde de Sallent ha apuntado que pese a que han transcurrido once años desde el atentado la población "no olvida lo ocurrido" y es algo "que perdurará en el tiempo" porque ambos agentes eran "dos vecinos más".

El padre de Irene, José Antonio Fernández, ha asegurado que seguirá viniendo a Sallent "mientras Dios me de fuerzas", y ha añadido que "todos los días y todas las noches" recuerda lo ocurrido "y siento el bombazo pese a no haberlo escuchado".

Los asistentes a la misa se han trasladado posteriormente hasta la plaza en la que explotó la bomba lapa adosada a los bajos del vehículo, donde se han depositado ramos de flores, y luego se han trasladado hasta la plaza del Ayuntamiento, donde el pasado año se inauguró una placa en recuerdo de ambos agentes.

Desde la AVT, uno de sus vocales, Pascual Grasa, ha indicado que se sienten "prácticamente igual que hace once años", toda vez que ha mostrado su deseo de que "no vuelva a haber más atentados y haya paz".

"No ha habido enfrentamientos entre las víctimas y los terroristas", ha agregado, "sino una banda que ha matado y causado mucho dolor en las familias de los asesinados".

Etiquetas