Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TURISMO

La ocupación en el Pirineo apenas alcanza el 75% este puente festivo

Las reservas de última hora en Jaca han contribuido a llenar hasta el 90%. Los hosteleros aseguran que el gasto en restauración y compras ha descendido.

Puerta de la catedral de Jaca.
La ocupación en el Pirineo apenas alcanza el 75% este puente festivo
LAURA ZAMBORAíN

Los hosteleros confiaban en las reservas de última hora para rozar el cien por cien de ocupación. Sin embargo, sus previsiones se han ido al traste y señalan al frío y la crisis como culpables. No en todos los valles aparecen por sorpresa los clientes con la maleta, aunque ha sido la tendencia en la primera quincena de agosto. «La media de ocupación en el Pirineo ronda entre el 70% y el 80%» en el principal puente del verano, señaló Roberto Pac, presidente de la Asociación de Hostelería del Alto Aragón. Pero además, los gastos en restauración también se han reducido.

Son las cifras que se registran en el valle de Benasque, donde las reservas de última hora no han funcionado. No obstante, el presidente de la Asociación de Empresarios, Jorge Llanas, apuntó que se ve movimiento en la calle pero que responde también a muchos usuarios de campin o de segundas residencias.

Sin embargo, en la Jacetania han recibido a más clientes que han aparecido con sus maletas en la puerta. El presidente de la Asociación de Empresarios, Pedro Marco, resaltó que «ahora es imposible hacer previsiones. El aluvión de las reservas de última hora ha animado la ocupación que roza el 90%, aunque pasado el puente festivo, bajará».

En el valle de Tena también confiaban en las reservas de última hora que tan de moda se han puesto para contentar a la hostelería. No obstante, Lorena Sánchez, gerente de la Asociación de Turismo, esperaba animación en la zona «pero lleno completo en los hoteles, no». Y se ha cumplido. El gran volumen de camas que tienen algunos hoteles -como el balneario de Panticosa u otros de Formigal que rozan las 100 habitaciones- hace que el conseguir el cien por cien se presuma difícil. Aunque advierte que, fácilmente, en hoteles familiares puede darse el caso contrario, que estén llenos.

Si todos hacen hincapié en que las reservas de última hora son muy habituales, también en que el gasto en restauración y compras se ha reducido notablemente. «Baja mucho el consumo. Los hay que incluso suben a la habitación con la bolsa del supermercado por la noche. Son tiempo complicados», sentenció Pac. También Llanas recalcó la desilusión de muchos establecimientos con el notable descenso de las medias pensiones, de los cafés, el menor gasto en restauración o incluso en las terrazas de los bares. «Ha bajado bastante». Y esta tónica se repite en todos los valles.

Balance del mes

Para el presidente de los hosteleros, el balance de la primera quincena de agosto en todos los valles del norte de la provincia ha sido bueno. «En Tena, Jacetania, Sobrarbe y también en Benasque las cifras son buenas, entre el 70 y 80%» y añadió que las fiestas de las poblaciones, los festivales y conciertos ayudan a atraer turistas. Así, por ejemplo, en Jaca se ha notado el Festival Folklórico de los Pirineos. Según Pedro Marco, presidente de la Asociación de Empresarios de la Jacetania, «el certamen nos ha beneficiado». Así explicó que además de los grupos participantes y el turismo que llegó para alojarse en la ciudad de Jaca, otros muchos que pernoctaban en poblaciones cercanas se acercaban durante el día para las actuaciones.

Respecto a las dos semanas que quedan por delante, todos coincidieron en que si hay buen ritmo de reservas de última hora hasta el día 21 tendrán «buena» ocupación. Aunque a partir de ahí caerán en picado las reservas. «Son tiempos complicados y tenemos un buen producto, la gente valora muy bien nuestra gastronomía, la naturaleza, los servicios, la cultura, el patrimonio... Pero nos falta apostar por la promoción y por ofertar paquetes completos, ponérselo fácil al turista, que conozca el precio final antes de salir de casa», concluyó Pac.

Etiquetas