Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

FIESTAS DE HUESCA

«A San Lorenzo pedimos, por ser nuestro patrón...»

Cientos de niños corrieron ayer el primer encierro infantil de las fiestas, una exitosa iniciativa de las peñas que forma parte del variado programa de actos para los pequeños.

Los más intrépidos no se libran de algún revolcón.
«A San Lorenzo pedimos, por ser nuestro patrón...»
F. PAúLES

De las ferias al circo, de los encierros a los hinchables, del paseo en carro a los títeres... La oferta de ocio infantil en las fiestas de San Lorenzo es casi inabarcable y siempre hay dónde elegir.

Uno de los centros neurálgicos de esta programación es el parque Miguel Servet, donde el clásico personaje de títeres Gorgorito abrió el día 9 las actuaciones en el Teatro Griego, que continúan todas las tardes a las 19.30, dentro del festival de circo Animahu. En otra zona del parque se extiende un universo mágico de juegos, talleres y cuentos en torno al sugerente título de 'Las mil y una noches'. Y desde el quiosco de la música salen los paseos en la narria cervecera tirada por caballos.

La diversión se acerca también a los barrios y así, los hinchables que estuvieron en el parque los días 9 y 10 se trasladan en horario de mañana y tarde a Torre Mendoza (ayer), la plaza Tarragona (hoy) o Los Olivos (mañana). Y las peñas, por su parte, organizan diversos actos para los niños.

Circo y cabezudos

El centro de la ciudad es un foco festivo que también deja espacio a los más pequeños. Así, el festival Animahu tiene otro escenario en la plaza de Concepción Arenal que se llena de público en cada actuación. Y en cualquier momento los niños pueden verse sorprendidos por la aparición de la remozada comparsa de Gigantes y Cabezudos, un clásico que no pasa de moda. También por el centro discurre una de las actividades más novedosas y originales: el encierro infantil que organizan las peñas y que, partiendo de la plaza de San Lorenzo, se dirige por el Coso Bajo hacia la plaza de toros.

Al primer encierro acudió la concejal de Fiestas, Gemma Allué, que comentó la programación para los niños junto a representantes de las Peñas, la Asociación Cultural El Globo y el festival Animahu.

Carlos Jalle, en representación de las Peñas, explicó que el encierro infantil se ensayó hace dos años y «tuvo tal éxito que lo repetimos el año pasado tres días seguidos y este año ya casi se ha instaurado como tradición, porque los chavales y sus padres se lo pasan muy bien de la forma más sencilla».

El acto cumple con todo el ritual de un encierro pamplonés: los corredores con el periódico enrollado en la mano, los vivas al santo y una adaptación de la oración cantada «A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón?», dedicada en esta ocasión a San Lorenzo. Después, risas, carreras y mucha pericia para evitar los cuernos de los toros de cartón piedra y sus chorros de agua. Y todo ello acompañado por la música de la charanga que no deja de animar el recorrido hasta la plaza de toros. Hoy y mañana las carreras volverán a repetirse a las 11.30.

«Los encierros son muy divertidos y nos encanta venir», comentaba Arancha Grasa, madre de dos niños, quien también destacaba de la programación infantil el festival Animahu «porque es circo de calidad», algo en lo que coincidía con Isabel Belenguer, que también acudió en familia al encierro infantil.

Tras las actuaciones de ayer de Caminos Emergentes, con la técnica de la báscula y el aro, y del oscense Helí El Mago, el director de Animahu, Miguel Hoyes, invitó a todos a acudir hoy al Teatro Griego a conocer una propuesta diferente con artistas locales en la Gala del Circo Oscense, que presenta técnicas de trapecio, mástil chino, acrobacia de suelo y payasos. Mañana habrá dos actuaciones de tarde: una de magia y espectáculo en el parque y otra en el escenario de Concepción Arenal, con rueda alemana, acrobacias y pértiga. Y el colofón lo pondrá un clásico local, Producciones Viridiana y su 'Tour de la Farándula', el día 15 a las 12.30 en el Teatro Griego.

Hoyes se mostró satisfecho con la respuesta del público. «Cada año viene más gente y tenemos verdaderos problemas de espacio, pero esto nos alegra», dijo.

El influjo árabe, en el parque

El éxito de afluencia es también la tónica general del parque infantil 'Las mil y una noches', que se celebra a diario de 11.00 a 13.30 y de 17.30 a 19.00. Cada año se elige una temática y así por el parque Miguel Servet han pasado historias y actividades dedicadas a Asia, Pekín, África, el circo, el espacio y este año al mundo árabe.

José Miguel Sánchez, presidente de la Asociación Cultural El Globo (entidad encargada de este espacio, con doce monitores), reconoció que «estamos un poco desbordados, sobre todo por las mañanas». Y como dato destacó que el jueves había 1.900 personas simultáneamente en las actividades propuestas, que son muy variadas: maquillaje, tirolina, juegos de tenis, de habilidad y puntería, camas elásticas, talleres creativos y un rincón de cuentos árabes, donde los niños pueden ilustrar la historia que acaban de leer y unas pizarras para aprender a escribir en árabe.

Etiquetas