Huesca

Planzarnés y el mirador de Bielsa

En el corazón del Pirineo

Les proponemos para hoy un paseo con las cimas del Pirineo como acompañantes. Nos adentraremos en Bielsa, población con unos edificios que dejarán al que visite el pueblo con ganas de regresar. Planzarnés es otro de los lugares que visitaremos, y que nos permitirá unas vistas inolvidables.

Vista de Bielsa desde la ruta.
En el corazón del Pirineo
PRAMES

Iniciamos la excursión en la bella plaza del Ayuntamiento de Bielsa (1.030 m), localizada en el centro de la población, no sin antes admirar la casa consistorial con fachada renacentista del siglo XVI y levantada sobre cinco soportales de arcos de medio punto. Recorremos la calle Calvario y seguimos en ascenso por la de La Farga. Entre parcelas que serán edificadas próximamente, salimos del pueblo. Marchamos por un camino cementado acompañado por farolas y que en fuerte subida nos conduce al pueblo de Javierre/Ixabierre (1.120 m). Este núcleo posee la iglesia más antigua del valle, con ábside románico y esbelta torre. Recorremos su única calle bien diferenciada, dirigiéndonos hacia el oeste. A la salida y la derecha, junto a casa Severo, se yergue un grandioso nogal. Seguimos el camino que en bajada se topa con un estrecho puente de hierro (1.100 m) que salva las aguas del Cinca. Contemplamos entre chopos y sauces el pico Pegueras, que escolta permanentemente la localidad de Bielsa.

Superado el paso, arranca un sendero que entre bojes y pinos gana desnivel. Por él avanzamos hasta alcanzar la cota 1.140 m, donde nos cruzamos con el camino del Canal. Lo continuamos hacia la derecha hasta que llegamos a la altura de la presa de Pineta. Desde este punto, y a los 3 minutos aproximadamente, giramos a la izquierda, en dirección sur. En subida caminamos por un bosque de pinos. Al rato enlazamos con la pista que aproxima al refugio de Montinier. La seguimos en ascenso y con atención ya que a 1.245 m de altitud la abandonamos por una senda balizada que arranca a la derecha. Ésta se presenta muy bien trazada, por un terreno muy agradable que nos lleva al paraje conocido como Planzarnés/Plan Zarnés (1.460 m), donde se levanta una borda rodeada por un extenso prado.

Desde este lugar podemos contemplar al noroeste el majestuoso Monte Perdido/Punta Tres Serols que, con sus 3.355 m, es la tercera cumbre de los Pirineos. Iniciamos el retorno, que lo efectuamos más cómodo por la pista en dirección, primero, este. La pista se bifurca, seguimos la de la izquierda puesto que la derecha finaliza en un repetidor. Más tarde la ruta efectúa un gran giro a la izquierda para, posteriormente, realizar cuatro revueltas. En la última de ellas, cota 1.245 m, tomamos a la derecha una senda que sin dejarla nos lleva a Bielsa. Por ella atravesamos por troncos, a modo de puentes, dos arroyos. Acto seguido, y tras un desvío, dejando el camino de la izquierda, alcanzamos el mirador de Bielsa (1.150 m). Está enclavado en una situación estratégica, ya que divisamos tanto Javierre como Bielsa. En este lugar entre pinos y bojes se hallan cuatro bancos y dos mesas interpretativas sobre el contrabando y la 'bolsa' de Bielsa. Nos restan unos 20 minutos para finalizar, lo cual hacemos tranquilamente disfrutando de la naturaleza por el camino. Entramos en Bielsa cruzando previamente un puente peatonal de madera sobre el río Cinca, para proseguir por la calle Avenida del que desemboca en la plaza del Ayuntamiento o Mayor. Tras contemplar la fachada consistorial terminamos nuestra excursión.

Etiquetas