Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SUCESOS

Hallan a un joven discapacitado desaparecido en Biescas

El chico fue localizado a varios kilómetros de la localidad por unos vecinos que participaban en el rastreo junto con otras 80 personas. Estaba desorientado y tenía rasguños.

Un joven de 18 años que se hallaba desaparecido de su domicilio en Biescas desde el domingo por la noche fue encontrado en la tarde de de este lunes  por unos vecinos de la localidad que participaban en su búsqueda. Lo localizaron sobre las 17.00 en la confluencia del río Gállego y el barranco de Orós, entre Biescas y Oliván. El chico, que sufre una discapacidad, se encontraba en buen estado de salud, pero algo desorientado y con algún rasguño, por lo que fue trasladado al centro de salud biesquense.

 

La voz de alarma se dio el domingo por la noche, cuando los padres del joven «le echaron en falta» tras salir de casa por la tarde y no volver a dormir. Al parecer, no era la primera vez que se ausentaba de su hogar, pero siempre volvía. Por ello, ante la falta de noticias, a las 8.30 de este lunes se organizó un operativo de búsqueda, con la Guardia Civil de Montaña, perros de rastreo y Protección Civil del Alto Gállego, que recorrieron las inmediaciones de Biescas, las pistas, caminos y la zona del río Gállego.

 

«A las 16.00 se decidió montar un operativo de búsqueda más exhaustivo, ampliando el radio », explicó Óscar Aguarta, jefe del servicio de Protección Civil del Alto Gállego. A él se sumaron particulares y vecinos de Biescas, además de la Guardia Civil con tres perros de rastreo y el helicóptero; Cruz Roja, agentes de protección de la naturaleza y bomberos. En total participaron unas 80 personas. Igualmente «se dio aviso a la Confederación Hidrográfica del Ebro y a Acciona para que no soltara agua de las presas y así facilitar las labores de búsqueda», añadió Aguarta.

 

Finalmente fueron unos vecinos de Biescas que participaban en el rastreo los que encontraron al joven en la margen derecha de la desembocadura del barranco de Orós, en el río Gállego. Estaba desorientado, mojado y con algún rasguño, por lo fue trasladado en el helicóptero de la Benemérita hasta el campo de fútbol de Biescas, y desde ahí fue evacuado al centro de salud. Poco después, volvió a casa con su familia.

Etiquetas