Huesca
Suscríbete

AMBIENTE JUBILOSO

Cientos de oscenses se dieron cita en Loreto para rendir homenaje a la cuna de San Lorenzo

Las mairalesas, cofradías y el Ayuntamiento hicieron sus ofrendas al Santo. Tras la misa, se procedió al reparto de 350 panes dulces, botellines de agua y vino de la tierra.

Los representantes de la peña Os Casaus hacen su ofrenda en Loreto.
Cientos de oscenses se dieron cita en Loreto para rendir homenaje a la cuna de San Lorenzo
RAFAEL GOBANTES

Las mairalesas de los barrios y de las peñas, una amplia representación municipal encabezada por al alcaldesa Ana Alós, naturalmente las cofradías de Loreto y San Lorenzo, además de un amplio grupo de socios de la peña Os Casaus y centenares de oscenses se dieron cita ayer en el santuario de Loreto para rendir homenaje a la cuna de San Lorenzo cuando apenas faltaban dos días para el inicio de las fiestas. El ambiente no podía ser más jubiloso, preludio de lo que está por venir. Este acto constituye, de alguna manera, el arranque de todo el programa festivo y el primer acto oficial al que asisten las representantes de la ciudad, tras su presentación oficial.

La misa fue oficiada por Rafael Velilla y la extraordinaria interpretación musical estuvo a cargo de la Coral Santo Domingo, que recibió numerosas felicitaciones.

Como viene siendo costumbre, en el transcurso de la liturgia se hizo la ofrenda. Las mairalesas mayor e infantil de cada barrio fueron acercando hasta el altar cestas con distintos presentes: frutas y hortalizas, diferentes variedades de repostería, desde pastas de pajaritas a panes de San Lorenzo, colinetas o castañas de mazapán, también boliches de Embún. La ofrenda de las cofradías de San Lorenzo y de Loreto fue de flores, hortalizas, frutos y albahaca y las Peña Os Casaus llevó, como es su costumbre una gran cesta de flores. La ofrenda del Ayuntamiento, que también consistió en dulces típicos oscenses, fue entregada por la nueva concejal de Fiestas Gemma Allué y el edil de Participación Ciudadana José María Gella.

Los productos comestibles estaba previsto donarlos posteriormente el refugio de transeúntes.

Al término de la misa, los fieles pasaron a besar la reliquia del santo según la costumbre y a continuación pudieron degustar el Pan de San Lorenzo que se ofreció a todos los asistentes y que distribuyeron las mairalesas.

En esta ocasión se habían preparado 500 panes individuales que estaban cuidadosamente envueltos. También se repartieron más de 350 botellines de agua y, para quien así lo prefirió, vino de la tierra en los vasos reutilizables que el ayuntamiento lanzó el año pasado en un intento de evitar residuos de vidrio.

Ana Alós, que acudía por primera vez a este homenaje en calidad de alcaldesa dijo sentirse especialmente emocionada, aunque aseguró sentir también una gran responsabilidad ante los últimos preparativos «para que todo esté a punto y asegurarnos de que salga bien. Esperamos que el tiempo acompañe y sea un San Lorenzo tranquilo». Alós, que escuchó las peticiones de la cofradía para realizar algunas mejoras en Loreto ofreció el apoyo de las brigadas.

Etiquetas