Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

UNIÓN POR LA CULTURA

La DPH y la Fundación Hospital de Benasque colaborarán en más proyectos

Ambas instituciones han firmado un acuerdo para seguir difundiendo el patrimonio pirenaico.

La Diputación de Huesca y la Fundación Hospital de Benasque unen sus fuerzas para seguir desarrollando diferentes proyectos culturales relacionados con el Pirineo. Esta colaboración se plasmará de forma inmediata en la exposición 'El valle de Benasque en tres dimensiones', que se va a poder visitar durante el mes de agosto en Benasque y en la sede de la fundación.

Tanto esta muestra como las futuras colaboraciones se concretaron en la reunión que ayer mantuvieron en la Fototeca oscense representantes del área de Cultura de la institución provincial con Ramón Tejedor y Jorge Mayoral, presidente y gerente de la Fundación Hospital de Benasque, respectivamente. El acuerdo entre ambas entidades va a permitir poner en marcha diversos proyectos relacionados con la conservación y difusión del patrimonio gráfico en la provincia de Huesca, y en concreto, del valle de Benasque y del Pirineo aragonés, según explicaron fuentes de la DPH.

Exposición en 3D

Esta rúbrica supone un paso más en la relación de la Diputación con el Hospital de Benasque, ya que desde hace varios años ambas instituciones han trabajado conjuntamente en iniciativas como las exposiciones y publicaciones de 'Bertrand de Lassus y el Pirineo aragonés' o 'Lorenzo Almarza, la mirada moderna', la edición del libro 'Historia de los hospitales de Benasque y Bañeras de Luchón' y el intercambio de documentos gráficos.

La primera acción fruto de este convenio es la exposición 'El valle de Benasque en tres dimensiones', que se podrá visitar desde este sábado hasta el 28 de agosto en el ayuntamiento benasqués y en la sede de la Fundación Hospital de Benasque.

En la muestra, informaron las citadas fuentes, se exhiben 70 imágenes de distintos parajes del valle, mostrando sus paisajes, la arquitectura y la vida cotidiana, así como los accesos, las poblaciones y las altas cumbres. Todo ello, en formato estereoscópico, una técnica muy popular a finales del siglo XIX y principios del XX, que consiste en la superposición de imágenes muy parecidas para lograr un efecto tridimensional. El espectador las puede observar gracias a los anaglifos, que deben ser visualizados con unas gafas especiales con cristales de dos colores, uno para cada ojo.

Las piezas que se exhibirán han sido seleccionadas de los fondos de la Fototeca Provincial y de otras instituciones. Desde la Fototeca -destacaron fuentes de la Diputación- también se han encargado del tratamiento de todas las imágenes expuestas, se han producido los anaglifos y se han realizado labores de asesoramiento en la producción y montaje de la muestra.

Etiquetas