Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ENCLÁVE HISTÓRICO

El monasterio de San Victorián se reabre a las visitas tras más de dos décadas cerrado

Los primeros turistas pudieron hacer ayer el recorrido por el templo tras su restauración. El claustro será visitable una vez concluyan las obras de reforma que están en marcha.

Detalle de la bóveda del crucero.
El monasterio de San Victorián se reabre a las visitas tras más de dos décadas cerrado
ELENA PUéRTOLAS

Fue un día histórico. El monasterio de San Victorián, relevante enclave del antiguo reino de Aragón en el siglo XII situado en el municipio sobrarbense de El Pueyo de Araguás, reabrió ayer sus puertas con visitas guiadas tras más de dos décadas cerrado al público. Los primeros visitantes descubrieron el interior de una iglesia construida en su mayor parte en el siglo XVIII, pero cuyos orígenes se remontan al siglo VI con la existencia de un templo visigodo. Por primera vez, se muestran los restos de una antigua planta prerrománica hallada en las excavaciones en el interior de la iglesia durante la última restauración, recién terminada.

Sin embargo, por ahora solo se puede visitar el templo, que ya fue objeto de una remodelación inicial en décadas anteriores para consolidar la estructura y sustituir la cubierta. Ahora, se ha intervenido principalmente en la techumbre y los pavimentos. Pero las obras no acaban ahí. Los operarios siguen trabajando en el interior del claustro, que a su término podría incorporarse a la visita. Esta estancia se comunica con el resto de las dependencias monásticas como el palacio abacial o la hospedería que el Gobierno de Aragón adquirió hace un año a un particular. Entonces, se modificó el proyecto impulsado por la DGA para intervenir en los muros de estas edificaciones, consolidarlos y evitar el avance de la ruina.

Pero lo primero que ve el visitante es precisamente un conjunto en ruinas con vallas y señales de obras tras el que se erige la iglesia y la torre. Los 711.000 euros de esta última restauración, que comenzó en octubre de 2009, ya se han agotado. Ahora, «esperamos que las inversiones del Gobierno de Aragón continúen», comentó ayer el concejal de El Pueyo de Araguás, Francisco Puyuelo, que agradeció el interés de la ex consejera, María Victoria Broto, por la conservación del conjunto. En este sentido, el presidente de la Comarca de Sobrarbe, Enrique Campo, resaltó la importancia de la apertura de un espacio que se cerró al culto en la década de 1950, aunque la familia que habitó sus dependencias hasta hace dos décadas permitía el acceso.

Para el ayuntamiento fue «un día histórico» y así lo presentó el guía de la Comarca de Sobrarbe a una veintena de personas que participaron en las tres rutas guiadas que se organizaron ayer por la mañana. Pero no fue la única oportunidad para verlo ya que se podrá contemplar hasta el 18 de septiembre, de miércoles a domingo, con visitas a las 11.00, 12.00 y 13.00 por 1,5 euros por persona.

Para algunos visitantes fue una sorpresa conocer la existencia y relevancia de un señorío que llegó a agrupar bajo su dominio a 54 pueblos hasta el siglo XVI. «Me parece increíble que uno de los monasterios más antiguos de España haya estado tanto tiempo en el olvido y, por lo tanto, se encuentre en el estado en el que está. Las autoridades deberían continuar invirtiendo dinero para dejarlo como se merece», apuntó uno de los primeros visitantes.

Esa «pequeña ciudad» -como ejemplificó el guía para dar idea de su importancia y dimensiones- al pie de la Peña Montañesa se levantó sobre un antiguo templo visigodo del siglo VI. Logró su esplendor en los siglos XI y XII con los Reyes de Aragón hasta el siglo XVI en el que su dominio se redujo. Tras la desamortización, los monjes dejaron el monasterio en 1874, sus obras se trasladaron a otras iglesias de la Diócesis de Barbastro -como el coro que se puede ver ahora en la parroquia de Boltaña- y pasó a manos privadas. Una familia lo ocupó hasta final del pasado siglo, cuando un nuevo propietario soñó con construir un gran complejo hostelero.

Finalmente, el Gobierno de Aragón llegó a un acuerdo con el dueño para adquirir todas las dependencias e iniciar su consolidación. Ahora, la Comarca de Sobrarbe se plantea crear de un parque cultural en torno a San Victorián. Es precisamente su uso lo que ahora se tiene que definir. Y, por supuesto, las inversiones futuras para mantener la huella de su esplendor.

Etiquetas