Despliega el menú
Huesca

CONFEDERACIÓN HIDROLÓGICA DEL EBRO

Los primeros scouts llegan a Aínsa tras tener que desalojar Griébal

El traslado concluirá mañana, después de lograr una prórroga de la CHE.

Los scouts de Granada fueron los primeros en llegar a Aínsa.
Los primeros scouts llegan a Aínsa tras tener que desalojar Griébal
M. PARDINA

Los primeros scouts se trasladaron en la noche del jueves a los nuevos terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Aínsa tras la orden de desalojo de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) del centro que tienen en el núcleo de Griébal, y donde actualmente hay unas 500 personas. Por el momento, estos jóvenes procedentes de Granada se han instalado en el pabellón municipal y durante la mañana de ayer tan solo habían instalado la tienda de campaña que hace las veces de cocina.

El desmontaje del campamento de Griébal y la organización de las nuevas instalaciones junto a las piscinas de Aínsa se realizará entre hoy y mañana, coincidiendo con el cambio de turno de los acampados, procedentes de diversos puntos de España y del extranjero. Este fue uno de los motivos que llevó a Scouts de Aragón a solicitar la ampliación del plazo del desalojo motivado por el riesgo de incendio existente según la CHE, y que expiraba el pasado martes.

Algunos grupos adelantaron su regreso a principios de esta semana y el resto abandonarán hoy los terrenos cedidos hace 25 años por la Confederación en Griébal. A partir de mañana, unos 200 jóvenes llegarán a Sobrarbe y levantarán sus tiendas en las inmediaciones de la zona deportiva de Aínsa.

Una veintena de chavales procedentes del grupo Scout de Granada fueron los primeros en llegar a Aínsa al terminar una travesía por Ordesa. Tras varios días recorriendo el circo de Soaso, la cola de Caballo, Góriz y el cañón de Añisclo, les dieron instrucciones de que se quedaran ya en el pueblo y no recorrieran los más de 7 kilómetros hasta el campamento de Griébal para tener que regresar al día siguiente a la ubicación alternativa.

Los nuevos acampados se instalarán en un terreno próximo al río Cinca que ha sido limpiado por las cuadrillas del Ayuntamiento. Además, las administraciones comarcales y municipales se comprometieron a recuperar y limpiar un antiguo camino que une ambos núcleos para evitar que los jóvenes caminaran por la carretera.

Debido a las circunstancias, el número de participantes se ha reducido de los 500 que han estado esta segunda quincena de julio a unos 200 jóvenes que estarán hasta el 10 de agosto, ya que la organización decidió acortar el periodo de los campamentos.

Etiquetas