Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

URBANISMO

Luis López Allué se peatonalizará después de las fiestas de San Lorenzo

En la calle Berenguer ya están instalados los mecanismos para restringir el tráfico en esta vía, la de San Orencio y Padre Huesca.

El semáforo y el pivote para la peatonalización de la calle de Berenguer ya están instalados.
Luis López Allué se peatonalizará después de las fiestas de San Lorenzo
FERNANDO PAüLES

La plaza de Luis López Allué se cerrará al tráfico excepto para los residentes, comerciantes y los vehículos de carga y descarga, una vez terminen las fiestas de San Lorenzo y se cumpla el período de una semana de prueba requerido para su puesta en marcha. Ha sido necesario el consenso de vecinos, comerciantes y hosteleros que se produjo ayer cuando fijaron los últimos detalles del plan de peatonalización en una reunión con el concejal de Movilidad, Gerardo Oliván.

El Ayuntamiento de Huesca tendrá la última palabra para escoger la fecha del inicio del corte al tráfico que afectará a la calle de Moya y el ramal de la plaza con el que «todos los colectivos consultados están conformes», según Oliván. Algunos de los últimos flecos que se acordaron fueron los horarios de carga y descarga, que, en principio, serán de 8.00 a 11.00; y la disponibilidad de entrada para todos los vecinos y comerciantes de la zona, que será durante las 24 horas del día. «A pesar de que habrá que establecer excepciones, el objetivo era aprobar una norma de carácter general, que es lo que se ha hecho», comentó Susana Oliván, presidenta de la asociación de vecinos del casco. Todos los que necesiten aparcamiento cercano contarán con un párquin habilitado en la plaza de la Moneda.

En la plaza se han instalado pivotes que se bajarán con una tarjeta acreditativa y también habrá un interfono con cámara conectado con la Policía Local para que llamen los que tengan una emergencia y necesiten pasar. En principio, los que transporten minusválidos o gente con movilidad reducida también tendrán derecho de acceso a la zona.

Todo está listo para San Orencio

El semáforo y el pivote que están presentes en todos los cortes al tráfico que se están llevando a cabo en Huesca ya están instalados en el inicio de la calle de Berenguer, próxima a la plaza de Zaragoza. El semáforo tendrá la función de establecer y organizar el paso de los vehículos de uno en uno cuando vayan a entrar al área de paso restringido.

Este proceso de peatonalización afectará a las calles de Berenguer, de San Orencio y de Padre Huesca, que ya fue cortada en el tramo que va desde el Coso Bajo hasta la calle de San Orencio. No obstante, todavía no tiene un plazo para su puesta en marcha, por lo que «su funcionamiento se debatirá en un futuro con los colectivos afectados, aunque, en principio, estará bajo la regulación de carácter general que se utiliza para el resto de zonas peatonales con paso restringido», comentó el concejal de Movilidad.

Etiquetas