Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

REIVINDICACIÓN

Unos 150 indignados se manifestaron por el empleo en el Perpetuo Socorro

La marcha del 15 M recordó el cierre de Mildred y pidió el consultorio en el solar de la cárcel.

Los manifestantes se sentaron ante el centro de formación del INAEM.
Unos 150 indignados se manifestaron por el empleo en el Perpetuo Socorro
JAVIER BLASCO

Respondiendo al llamamiento del Movimiento 15 M unas 150 personas participaron ayer por la tarde en la 'Marcha por el Empleo' que se hizo coincidir con el cuarto aniversario de la manifestación celebrada en contra del cierre de Mildred, empresa que arrastró al paro a cuatrocientos trabajadores y que para los convocantes significó el «acontecimiento que abrió la crisis en Huesca», como explicó Juan Rodríguez, del Movimiento 15 M.

La marcha, que tuvo un carácter festivo, partió de solar de la antigua cárcel, en el barrio del Perpetuo Socorro, para significar el apoyo de los indignados a la reivindicación ciudadana para que se construya el nuevo centro de salud en ese emplazamiento. Allí se dio lectura al manifiesto con el que criticaron la precariedad en el empleo, la elevada tasa de paro que hay en España y las ineficaces medidas que ofrece el sistema a los trabajadores.

Bajo el lema 'Contra el desempleo y la economía especulativa', «que genera desempleo y no cubre las necesidades de las personas», según añadió Juan Rodríguez, los manifestantes emprendieron el recorrido por el barrio entre gritos y consignas. 'Zapatero se vende a los banqueros' , 'Rajoy y Zapatero se olvidan del obre ro', 'La crisis de los banqueros la pagamos los obreros', fueron algunas de las más repetidas. También hicieron llamamientos a nuevas movilizaciones al grito de 'Hace falta ya una huelga general'. Al pasar por el acuartelamiento Sancho Ramírez, los manifestantes gritaron lemas como 'Más hospitales y menos militares'.

Los indignados se dirigieron a continuación al Centro de Formación del Inaem, donde decidieron sentarse «a esperar que nos llamen» y recordaron que en Huesca se ha doblado la cifra de parados en los últimos cuatro años. La marcha concluyó en la sede de Mildred de cuyo cierre se cumple el cuarto aniversario. Los indignados pusieron de manifiesto que mientras en aquel momento los cuatrocientos empleados de la fábrica se quedaron en el paro y no se les proporcionaron ayudas para crear una cooperativa que les permitiera continuar la actividad y mantener sus puestos de trabajo «ahora con recursos públicos se está apoyando a la banca». Añadieron que tampoco reciben el mismo trato los 13.000 parados oscenses.

Ante la puertas de Mildred, los indignados hicieron una performance que concluyeron con una fiesta con una chocolatada «en un guiño a la bollería industrial que allí se fabricaba», dijo David.

Los manifestantes criticaron también a los medios de comunicación que, a su entender, no informan con fidelidad sobre el número de participantes en sus concentraciones por lo que decidieron numerarse en esta. El peculiar recuento que realizaron arrojó una participación de 400 manifestantes.

Etiquetas