Despliega el menú
Huesca

MOVIMIENTO 15-M

Un millar de indignados salen a la calle en Huesca

La manifestación, pacífica y reivindicativa, recorrió el centro de la ciudad y concluyó con una masiva asamblea.

Mesa informativa ante el Ayuntamiento de Jaca.
Un millar de indignados salen a la calle en Huesca
LAURA ZAMBORAIN

«Huesca, Europa, Mundo para los ciudadanos. Queremos decidir nuestro futuro: No al Pacto del Euro. No a los recortes sociales». Bajo este lema un millar largo de personas -1.500, según la organización y 800 según la Policía Local- se manifestaron ayer por la tarde en Huesca convocados por el Movimiento 15-M. Fue una marcha pacífica, festiva y llena de mensajes reivindicativos, que comenzó a las 19.00 y transcurrió a lo largo de más de hora y media sin que se registrará ningún tipo de incidente. Fue la movilización más grande que se recuerda en Huesca desde las convocadas contra la guerra de Iraq.

La manifestación, que partió de la plaza de Navarra y discurrió por los Porches de Galicia, Coso, Capuchinas y calle del Parque para regresar al punto de partida, se planteó como el «vía crisis que tienen que sufrir dos españoles: Paco y Paca que nacen poco antes de aprobarse el Pacto del Euro y van sufriendo las consecuencias de los recortes», dijo un portavoz de los indignados. Así, la manifestación fue haciendo las paradas del vía crisis en lugares significativos como la delegación de Hacienda, sedes bancarias, Correos, juzgados, etc. para poner de manifiesto «la avaricia de los bancos y de determinadas empresas que ha repercutido en la ciudadanía con cierre de pequeños negocios y muchas personas en desempleo, los recortes sociales o la privatización de los servicios públicos, así como las medidas que se proponen para combatir la crisis como el alargamiento de la edad de jubilación y muchos otros que repercuten en la vida de las personas», añadió el mismo portavoz.

«Europa para los ciudadanos y no para los mercados», «Más hospitales, menos coches oficiales», «No nos podemos bajar los pantalones con el cinturón apretado», «Transparencia no te veo», «Sin casa, sin trabajo, con hipoteca, sin miedo», «No hay pan para tanto chorizo», «Estamos indignado, también ilusionados», «El pueblo unido jamas será vencido»... fueron algunos de los lemas que aparecían en las muchas pancartas que portaron o que gritaron y cantaron los participantes a lo largo del recorrido. También llevaron algunas de las tiendas menos voluminosas de la acampada y no faltó la música y los malabares convirtiendo la marcha reivindicativa también en la más festiva que se recuerda de los últimos años.

Personas muy heterogéneas, de todas las edades, jóvenes, niños, jubilados y de distintas procedencias se movilizaron indignados por las mismas cuestiones: la precariedad laboral, la privatización de servicios públicos, el recorte de pensiones, el alejamiento de los políticos de la ciudadanía, el desempleo y los ERE y los privilegios de grupos de poder políticos y económico, entre otras cuestiones, según quedó reflejado en el manifiesto que se leyó al término de la marcha. Allí en la parada de la 'estación Esperanza', en la plaza de Navarra, fue la última del vía crisis de Paco y Paca, que se reveló tras sonar un solo lúgubre de trompeta.

La manifestación concluyó con la lectura del manifiesto mostrando el rechazo del Movimiento 15-M al Pacto del Euro y su oposición a los recortes sociales y concluyó con un esperanzador grito de «Juntos y juntas cambiamos el mundo», que distintas personas fueron repitiendo en diferentes idiomas: francés, inglés, búlgaro, rumano, aragonés, italiano, euskera, ruso, húngaro, catalán, valenciano, alemán...

Un gran ovación dio paso a una asamblea multitudinaria en la que cada uno pudo añadir al manifiesto el motivo de su indignación o la ilusión que le había llevado hasta la acampada

En la provincia

El movimiento 15-M convocó ayer en Barbastro a varias decenas de personas, en su mayoría jóvenes. Los manifestantes partieron de la plaza del Mercado, donde previamente habían elaborado pancartas con lemas como «No me puedo apretar el cinturón si me tengo que bajar los pantalones», «No al pacto del euro. El pueblo no se vende» o «Tantos con tan poco y tan pocos con tanto»? Con megáfonos, pancartas y tambores recorrieron las calles céntricas de la ciudad e incluso transitaron por el paseo del Coso, donde se desarrollaba la Milla Urbana. En el Coso repartieron octavillas. Algunos los recibieron con aplausos. Durante su trayecto corearon varias consignas como «No hay pan pa tampoco chorizo», «Dónde están los parados de Barbastro» o «Si estás parado muévete».

En Jaca hubo una veintena de personas se concentraron en la puerta del ayuntamiento, donde se instaló una mesa informativa bajo una pancarta en la que se podía leer «Jaca y Sabiñánigo. No al Pacto del Euro». Los indignados, en los panfletos que repartieron explicaban que dicho acuerdo «pretende hacer frente a la deuda incrementando la competitividad de la zona euro». Además «no propone nada para que el sistema bancario funcione y vuelva a financiar a empresas y consumidores». En cuanto a las propuestas de Democracia Real Ya figura la eliminación de los privilegios a los políticos, por el empleo, derecho a la vivienda, servicios públicos de calidad, control de la banca y democracia participativa. Por la tarde, la concentración se trasladó a Sabiñánigo.

En Sobrarbe la concentración se realizó en la plaza Mayor de Aínsa donde a las 12.00 se dieron cita medio centenar de personas que realizaron una sentada reivindicativa bajo el lema «No te quedes sentado contra el pacto del euro. Contra la crisis».

Etiquetas