Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

COSTE MEDIOAMBIENTAL

El paso de la línea de alta tensión por pueblos y zonas protegidas genera cientos de alegaciones

El tendido desde Peñalba hasta Isona sobrevolará cerca de seis núcleos y siete áreas de interés LIC. Capella y Lascuarre han convocado hoy a sus vecinos para que se animen a presentar quejas particulares.

La línea utilizará las pilonas de la antigua Aragón-Cazaril colocadas junto a Pueyo de Marguillén.
El paso de la línea de alta tensión por pueblos y zonas protegidas genera cientos de alegaciones
Á. GAYúBAR

Los daños medioambientales y las posibles afecciones a la salud por la proximidad a las viviendas son los principales argumentos de los ayuntamientos y particulares afectados, especialmente del Cinca Medio y la Ribagorza, para presentar sus alegaciones en contra del proyecto de la línea de alta tensión (400 kV) entre Peñalba, Monzón e Isona, ya en la provincia de Lérida. Graus, Tolva, Fonz, Capella, Lascuarre o Puente de Montañana son algunos ayuntamientos que ya han anunciado que presentarán sus quejas.

El trazado, en plazo de información pública hasta el día 18, atraviesa siete zonas de interés ambiental desde la Sierra de Alcubierre hasta la del Castillo de Laguarres. Además, sobrevolaría muy cerca -en algunos puntos a escasos 500 metros- de núcleos habitados como Fonz, Cofita, Pueyo de Marguillén, La Puebla de Mon, Capella o Lascuarre.

Ribagorza especialmente está en pie de guerra contra la línea propuesta por la compañía Red Eléctrica de España (REE) que reedita el antiguo trazado de las antiguas líneas Aragón-Cazaril -que cruzaba a Francia por Sobrarbe- o la Graus-Sallente hacia Lérida. Contra ambas se opusieron en buena parte los mismos vecinos que hoy se niegan a aceptar un trazado similar. Y lo consiguieron. Sendas sentencias del Tribunal Supremo desestimaron las líneas. Sin embargo, no son los únicos afectados, ya que en la provincia de Huesca el trazado atraviesa 17 municipios y otros 5 en la de Lérida. No todos se oponen, ya que los del sur como Peñalba, Ontiñena y Villanueva de Sijena están a favor.

Si como sospechan los afectados Red Eléctrica de España confiaba en que la publicación del anuncio de la información pública y declaración de impacto ambiental el 19 de mayo, tres días antes de las elecciones, podía despistar a los ayuntamientos en pleno periodo de constitución, se han equivocado. En muchos municipios, existe unanimidad para oponerse a la autopista eléctrica.

Una prórroga del plazo

Estiman que el plazo termina el próximo sábado 18 de junio puesto que el anuncio daba un plazo de 30 días a contar a partir del siguiente al día de publicación. No obstante, en muchos ayuntamientos no recibieron la documentación hasta el 24 de mayo, por lo que perdieron un tiempo valioso para analizar las afecciones. Aunque el trazado ya se conoce desde enero, es ahora cuando han recibido los detalles.

Ante esta situación, la Diputación Provincial de Huesca ha solicitado al Ministerio de Medio Ambiente una prórroga del plazo de alegaciones. Desde esta institución, que constituyó una comisión de seguimiento con la Diputación de Lérida, el diputado Francisco Mateo insiste en que mostrarán su apoyo a los ayuntamientos para presentar las alegaciones. Por su parte, desde el departamento de Industria del Gobierno de Aragón aseguran que la línea es de tramitación estatal, no autonómica, por lo que carecen de competencias para alegar. No obstante, el consejero Arturo Aliaga ha defendido su necesidad, al menos hasta Monzón, para los polígonos industriales y la transformación de regadíos.

También el Ayuntamiento de Graus ha solicitado la ampliación del plazo pero como no confía en conseguirlo, se llevaron las alegaciones el día 10 a la Diputación Provincial para que sus técnicos las revisaran.

Para Joaquín Nicolau, vecino de Capella y uno de los históricos opositores a las líneas, su municipio es uno de los más afectados porque el trazado rodea el núcleo y atraviesa tanto el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) del Río Isábena como el de la Sierra del Castillo de Laguarres. «Capella es uno de los pueblos más perjudicados porque hace una circunvalación, atraviesa la sierra de sur a norte y después por dos veces el LIC del Isábena. Mucho peor que la antigua Aragón-Cazaril», denuncia Nicolau.

200 alegaciones en 3 horas

Precisamente en el centro social de este pueblo se celebra hoy, a partir de las 20.00, una reunión para informar a los vecinos y animarles a presentar su queja, por lo que se les repartirá un modelo de alegaciones. Se trata de una iniciativa conjunta con el Ayuntamiento de Lascuarre y similar a la que se llevó a cabo el domingo en Pueyo de Marguillén. También en Cataluña se han movilizado los afectados. En Tremp se recogieron en solo tres horas más de 200 alegaciones de particulares, según la Plataforma Unitaria contra la autopista eléctrica, formada por asociaciones vecinales.

Esta organización ha pedido que se anule el proceso y se abandone el proyecto. Su portavoz, José Ramón Doz, explicó que en sus alegaciones también denunciarán el compromiso incumplido del Gobierno español ante la Unión Europea de que el trazado no coincidiera con la antigua Aragón-Cazaril. «Aquí se ha interpretado como un desafío porque con este estudio el Estado queda como un mentiroso». De hecho, confían en que la comarca de la Ribagorza, una vez constituida, eleve su queja a la Unión Europea.

Etiquetas