Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Incautados más de 1.600 kilos de hachís en menos de una semana en el Pirineo

La Guardia Civil ha interceptado este jueves en la villa fronteriza de Canfranc un vehículo con 805 kilogramos de hachís cuyo destino era Francia. El lunes, una operación conjunta de las policías española y francesa logró abortar una operación con otros 800 kilos de esta droga.

Los fardos con la droga hallada en un coche en Candanchú.
Incautados más de 1.600 kilos de hachís en menos de una semana en el Pirineo

La Guardia Civil ha interceptado este jueves en la villa fronteriza de Canfranc un vehículo con 805 kilogramos de hachís cuyo destino era Francia. No se han practicado detenciones.

La operación comenzó el 30 de mayo, cuando un vehículo eludió un control del Servicio de Aduanas de la Gendarmería Nacional de Francia, después de que otro coche fuera interceptado en el mismo sitio. La Benemérita cooperó en la búsqueda del vehículo huido.

El coche fugado entró en España por el puerto de Somport y fue hallado una hora después cerca de la estación de ferrocarril de Canfranc, sin que hubiera ninguna persona dentro del mismo.

A raíz de este hallazgo, se localizó un coche de alta gama propiedad de un ciudadano francés ubicado en la estación de esquí de Candanchú, donde encontraron los 805 kilogramos de hachís. En los hechos han participado cuatro vehículos franceses, de los que dos hacían de lanzaderas y otros dos transportaban el hachís.

Las operaciones de esta semana ya suman más de 1.600 kilos incautados

Hace unos días, la colaboración policial hispano-francesa dio sus frutos en una operación contra el tráfico de drogas abortada esta semana en la frontera de Somport. Al menos tres individuos fueron detenidos, dos de ellos en España, portando un importante alijo de droga que pretendían pasar desde este país a Francia.

Los aduaneros galos interceptaron la noche del lunes al martes, sobre las 22.30, a un coche que transportaba 800 kilos de resina de cannabis, durante un control especial en la nacional 134, entre el túnel de Somport y la localidad de Olorón Saint-Marie. Fuentes próximas a la Gendarmería citadas ayer por la prensa francesa señalaron que este operativo policial no fue casual sino que detrás había «meses de trabajo».

Dos coches de alta gama, marca Mercedes Sport, se dirigían desde España hacia Francia cuando se toparon con el control establecido en la localidad de Urdós, situada a la salida del túnel de Somport. Los gendarmes los estaban esperando e incluso habían dispuesto cadenas con pinchos en la carretera.

Detención en España

Uno de los vehículos pudo eludir el control al darse la vuelta y dirigirse de nuevo hacia Somport. Ya en territorio español lo localizó la Guardia Civil de Jaca, procediendo a la detención de sus dos ocupantes. Las fuerzas de seguridad españolas no quisieron ayer facilitar detalles sobre su intervención alegando que el caso estaba en manos de la Gendarmería y que ellos se limitaron a prestarles la colaboración requerida.

El segundo vehículo fue detenido en la aduana francesa. En su interior los agentes descubrieron 800 kilogramos de resina de cannabis. Cada coche tendría un papel: uno serviría para el transporte y otro para inspeccionar la carretera por si se topaban con la Policía. La Gendarmería no aclaró el número total de detenidos ni sus identidades.

La prensa del país vecino señaló que los delincuentes seguían el método conocido como 'Go fast', en referencia a la película francesa del mismo nombre sobre una banda de narcotraficantes que importa cannabis en grandes cantidades desde España. El sistema del 'Go fast' (ir rápidamente) se refiere a los coches que cargados de droga atraviesan España desde el sur con destino a las ciudades francesas, uno con la misión de explotar y otro de transportar. Las diligencias las instruye un juzgado especializado de Burdeos.

Etiquetas