Huesca
Suscríbete por 1€

BALONMANO

El trono está en juego

El Obearagón Huesca abre esta tarde (18.00) contra el Cangas la fase de ascenso para estar en la Asobal.

Jugadores del Obearagón y del Anaitasuna compartieron confidencias ayer. Los dos equipos aspiran a jugar el domingo la final.
El trono está en juego
JAVIER BLASCO

Abierta la puerta del cielo, el Obearagón tiene en su mano cruzar hoy el umbral para coger billete y estar la próxima temporada en la mejor liga del mundo. La Asobal entre hoy en juego en Huesca. El reto es tan apasionante como difícil. Con el Pilotes Posadas ya en la élite del balonmano español, cuatro equipos buscan la estela que marcó. Quince años después de su fundación, con el subcampeonato de la temporada 2010/11 de la División de Honor B en propiedad, hoy empieza la prueba de fuego para un BM Huesca que hace diez meses se marcó como reto entrar en esta fase y hoy es quien la organiza. Tan solo faltan por subir dos escalones. El primero llega esta tarde. A partir de las 18.00 y con el Cangas de Nelson Espino como rival. Los dos partidos de liga cayeron del lado de los de Nolasco, pero nada tiene que ver lo que sucedió entonces. Hoy, la historia es nueva, aunque, eso sí, las ganas de victoria son aún mayores.

El Obearagón Huesca entrenó ayer sin más contratiempos. Una hora de contacto del balón... pero con los pies. El fútbol sala para desatascar músculos y calmar nervios, aunque jugador por jugador confiesan que están tranquilos y seguros de la victoria. Tras la pista y los estiramientos hubo vídeo. Última entrega para escudriñar a los rivales.

La mejor noticia es que el equipo está bien, que el vestuario está fuerte. Se apagó un tanto la chispa tras conocer el alcance de la lesión de Javier Bertos. El titán de Granollers tendrá que ver los partidos desde la grada por su lesión en la rodilla derecha. Quizá sea él quien pero lo esté pasando del equipo. Afortunadamente, Nolasco tiene 'munición' suficiente para dar potencia a su juego, pero todos saben que el catalán es, simplemente, muy bueno.

La organización de la fase de ascenso a la Asobal está provocando una revolución en un club novel en estas lides como es el BM Huesca. Se espera un Palacio de los Deportes con una espectacular entrada. El club está volcado en ello, y se palpa que la respuesta de la afición tiene visos de ser extraordinaria. Hasta Huesca, también llegarán aficionados gallegos y, sobre todo, del Anaitasuna de Pamplona. Además, jugadores de distintos clubes, representantes y ojeadores han reservado plaza para estar este fin de semana en Huesca capital.

Los cuatro equipos que han llegado a la fase tienen calidad suficiente para proclamarse campeón. Hay mezcla de veteranía y juventud, poder de lanzamiento, seguridad defensiva, rapidez en las contras, buenas porterías. El espectáculo deportivo está garantizado y la tensión hasta el último minuto aparece como denominador común en las semifinales Obearagón-Cangas y Teucro-Anaitasuna (20.00). La final, el domingo a las 12.15.

Así las cosas, ¿dónde puede estar la clave? Quizá en la mentalidad y en el fondo físico de cada uno de los bloques. Llegar más fresco que el rival a los últimos quince minutos de cada partido se perfila como determinante. Y allí, Obearagón tendrá un plus de ventaja por el hecho de jugar en casa. Emilio Esteban, el avanzado del Obearagón, ya ha comentado en más de una ocasión que cuando la grada arropa, el equipo también aprieta más. Es la motivación, sacar fuerzas de donde no las hay para acorralar al rival.

Los rivales del Obearagón tuvieron ayer una hora de entreno para conocer mejor la pista. Abrió el fuego un Anaitasuna sin el portero Moyano que se sigue recuperando de una lesión de rodilla y aquejado algunos de sus jugadores, por el virus de la mononucleosis. Luego fue el Cangas de Nelson Espino quien entrenó y que no podrá contar con el extremo derecho Lasiça por sanción federativa y cerró el Teucro con la duda en el estado de forma de su central Mikel Unanue.

Etiquetas