Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ARTE

Esculturas integradas en el marco natural del paisaje

El Centro de Arte y Naturaleza de Huesca declara su intención de adquirir más obras que muestren a los turistas las cualidades culturales de la provincia

Pieza artística 'Árboles como arqueología', de Fernando Casás, ubicada en un altozano sobre el paisaje estepario de la localidad de Piracés.
Esculturas integradas en el marco natural del paisaje
E. VIñUALES

Todo empezó al pie de los hielos y las cumbres del macizo montañoso de la Maladeta. Allí arriba, en medio de un paisaje glaciar y alpino, el conocido artista británico Richard Long instaló en 1994 su obra: un círculo de piedras en el suelo herboso, rodeado por el marco imponente de la montaña pirenaica, con su nieve y con las altas cumbres peñascosas, formando una pieza que tituló 'A circle in Huesca', y que ha sido descrita como una sutil intervención sobre el paisaje natural donde lo relevante no es el círculo de piedras colocado en la montaña sino la acción misma de dejar huella y el proceso de caminar.

Por aquel entonces Richard Long dejó constancia en una sala del palacio de la Diputación de Huesca de lo que sería un recorrido iniciático por los Pirineos. Y tras atravesar los Montes Malditos, fruto de esa excursión a pie, el artista de Bristol plasmó al aire libre sus sentimientos, expresándolos en forma de círculos creados por acumulaciones de piedra y barro del terreno, materiales hallados en aquella zona alta. Esta sería, pues, la primera pieza de la colección 'Arte y Naturaleza' que desde 1994 y en una oferta singular sigue promoviendo el Centro de Arte y Naturaleza (CDAN).

La obra de Richard Long, que posiblemente ya no exista como tal 17 años después, está relacionada con la práctica del 'land art' (arte en el paisaje) o del 'earthworks' (trabajos terrestres), a través de la cual otros artistas contemporáneos han venido haciendo explícita su relación con el paisaje natural, más allá de los muros cerrados de la clásica sala de exposiciones. Artistas reconocidos como Chillida, César Manrique, Christo o Richard Serra inspirados en la naturaleza han sido capaces de transformar un lugar en una idea, y han logrado hacer que el paisaje pueda ser una postal hecha realidad.

Con el paso del tiempo y bajo la filosofía creadora de esas nuevas corrientes artísticas, es como en la provincia de Huesca se ha ido engrosando la colección al aire libre del CDAN, con otras 8 intervenciones escultóricas en el medio natural, configurando así un conjunto de piezas que animan a viajar y a trazar una ruta para la contemplación y la reflexión en torno a la cultura contemporánea y el respeto a la naturaleza.

De momento la colección Arte y Naturaleza se compone de 9 piezas, creadas e instaladas in situ en diferentes emplazamientos por parte de prestigiosos artistas: en un alto de Abiego está la obra 'Siglo XX', en el valle de Pineta se encuentra la 'Mesa de picnic' de Siah Armajani , en el paisaje monegrino de Piracés junto a unos olivos se hallan los árboles de piedra de Fernando Casás, en Berdún está el reloj de sol de David Nash, en la Chopera de Belsué se puede admirar el árbol de bronce de Alberto Carneiro, y en la ribera de Plan, el artista Per Kirkeby ha levantado una arquitectura monumental construida en ladrillo a través de cuyas oquedades se puede contemplar el paisaje del valle de Chistau. En todas ellas hay una relación y un diálogo entre la obra de arte y el entorno que le rodea.

El CDAN, situado a las afueras de la capital oscense, asegura que mantiene el empeño de seguir encargando nuevas piezas que poco a poco irán jalonando la provincia y que permitirán a los viajeros del arte a conocer las cualidades paisajísticas de los emplazamientos concretos y, por qué no, también el de otros aquellos lugares que durante el tránsito entre una pieza y otra irán descubriendo.

Etiquetas