Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

EDUCACIÓN

El IES Pirámide asegura que la imposición de los portátiles en clase «era cuestión de tiempo»

Junto con el Instituto Ramón y Cajal, también de Huesca, rechazaron el pasado curso implantar el programa Escuela 2.0.

«Era cuestión de tiempo, se veía venir». Son palabras del director del IES Pirámide de Huesca respecto a la carta que la consejería de Educación les ha enviado para solicitar los datos de los profesores que se encargarían del programa Escuela 2.0, que propone diversos materiales tecnológicos para las aulas como un portátil para cada alumno. La iniciativa, que el próximo curso será obligatoria en todos los institutos de Aragón, el año pasado fue rechazada por este y otro centro de la capital altoaragonesa, el IES Ramón y Cajal.

En la misiva que la consejería de Educación que dirige Mª Victoria Broto se solicitan a estos dos centros, al igual que a otros 13 del resto de Aragón en los que no se había implantado Escuela 2.0, los datos de los departamentos y docentes que desarrollarán el programa. Pero no es una alternativa como lo era el año pasado. «Se veía venir que lo iban a imponer», declaró José Santiago, director del IES Pirámide, centro que el próximo viernes celebrará un claustro en el que analizará la carta. El otro instituto que rechazó el programa -aduciendo motivos pedagógicos y de austeridad, así como que tenían necesidades más urgentes- lo celebró ayer. Pero nada ha trascendido de la reunión, de la que el equipo directivo, a pesar de los múltiples intentos, prefirió no informar por el momento a los medios de comunicación.

Según José Santiago, los datos que se les solicitan son para programar «la formación del profesorado» que desarrollará esta iniciativa que dota a los centros de diversas herramientas tecnológicas como pantallas digitales, cañones, ordenadores para los profesores y mini portátiles para cada uno de los alumnos.

A pesar de que no se matiza en la misiva, el director del IES Pirámide entiende que comenzarán por implantar el programa en 1º de la ESO y «progresivamente, cada año, se incorporará un curso más hasta alcanzar 4º». Sin embargo nada sabe de si el programa llegará también a las aulas de 'diversificación curricular' (alumnos con problemas de aprendizaje que tienen clases específicas para ellos y con atención más personalizada). «En las materias que dan con sus compañeros de curso si, pero en el resto no lo sé», dijo. No en vano este fue uno de los temas que más se debatió en este centro cuando se decidió, hace ahora un año, rechazar el programa Escuela 2.0 que se promueve desde el Ministerio de Educación.

Etiquetas