Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

CONSECUENCIAS DE LA LEY ANTITABACO

Las distribuidoras de bebidas estiman una caída de pedidos de los bares de hasta el 18%

La mayoría de las empresas están acusando un principio de año «especialmente duro» por la nueva ley antitabaco.

Un empleado de Distribuciones Fuertes repartiendo bebidas en la calle de Padre Huesca.
Las distribuidoras de bebidas estiman una caída de pedidos de los bares de hasta el 18%
R. GOBANTES

Los bares, cafeterías y restaurantes no están siendo los únicos 'damnificados' por la polémica ley antitabaco que prohibe fumar en todos los establecimientos públicos. En estos dos primeros meses de vigencia de esta normativa, las empresas de distribución de bebidas y de alimentación para hostelería de la ciudad de Huesca también han registrado un claro descenso de pedidos.

Una de las firmas que está viendo reflejada las consecuencias de esta ley en su cuenta de resultados es Cabrero e Hijos. Su gerente, Santiago Cabrero, cifra entre un 15 y un 18% el descenso de pedidos en lo que va de año en sus clientes del sector hostelero. «Así como en productos de alimentación se mantiene y en algunos casos incluso ha subido, la hostelería ha bajado bastante», señala. La caída la empezaron a notar en enero «y este mes de febrero se está incrementando», añade.

Santiago Cabrero admite, no obstante, que es el resultado lógico de los nuevos hábitos que ha introducido la ley. «Yo mismo, si antes me tomaba dos cafés y me fumaba dos cigarrillos en un bar, ahora me bebo uno, me salgo a la calle a fumar y me voy enseguida a la oficina. Y lo mismo hacen compañeros, clientes y amigos que he visto», manifiesta.

El gerente de la empresa Correas e Hijos cree, además, que el descenso de consumo en los bares va a conllevar y pronto el despido de trabajadores en los establecimientos de hostelería. «Si nosotros hemos bajado alrededor de 15%, eso quiere decir que los bares lo habrán hecho un 25% como mínimo porque la gente consume menos y eso es mucho dinero de facturación», opina.

A su juicio, las consecuencias serán más o menos graves a corto y medio plazo «dependiendo de si al final retocan la ley y la hacen más flexible, que es lo que están esperando muchos hosteleros que hicieron inversiones muy fuertes en su día para separar zonas de fumadores y que ahora no les ha servido para nada».

Desde la empresa Bebinter también reconocen una reducción de ventas que estiman en un 10% aproximadamente. «No sabemos si es solo por la ley antitabaco o una suma de todo por la crisis, pero se ha notado y mucho porque aunque es cierto que estaba habiendo una bajada progresiva hacía tiempo, este principio de año está siendo especialmente duro y en todos los productos, sea cerveza o leche», aseguran.

Más dificultades para cobrar

Esta situación se ha traducido en que algunos establecimientos están teniendo más dificultades para abonar los pagos pendientes. «Algunos clientes tratan de estirar los plazos y nosotros tratamos de acortarlos porque hoy por hoy es más prioritario cobrar que vender», recalcan. Estos problemas han llevado a algunos hosteleros a tener que traspasar sus locales, aunque desde Bebinter creen que tampoco hay un especial repunte. «Es la misma tónica general que había el año pasado, porque hoy en día quien no sabe qué hacer, se pone un bar», señalan.

Con todo, la empresa confía en que los veladores ayuden a los hosteleros a remontar este descenso de pedidos. «Van a ser primordiales para muchos», opinan. De hecho, muchos establecimientos ya han adelantado la temporada de terrazas, «porque a nosotros siempre nos las pedían para abril o mayo y hoy por hoy ya tenemos muchas colocadas».

En el caso de Distribuciones Fuertes también han notado un «importante» descenso de los pedidos de algunos productos de hostelería, según Ramón Yubero, su propietario, quien lo atribuye sin ninguna duda a la nueva ley antitabaco. «El año pasado se iban manteniendo las ventas a pesar de los problemas derivados de la crisis, pero si ahora además de no tener dinero para gastar, la gente tampoco puede salir de casa para fumar, eso ha sido la puntilla final para algunos», subraya. En su caso, eso también se ha traducido en mayores dificultades para cobrar. «Ahora estamos menos rato en la oficina y más en la calle», apunta Ramón Yubero.

Por su parte, Jorge Gascón, jefe de distribución de la empresa Distribuciones Correas, deja claro ante todo que es muy complicado valorar las afecciones concretas de la ley antitabaco, aunque reconoce que las ventas sí que han bajado «ligeramente». «Lo que no sabemos es si achacarlo únicamente a la nueva ley o a la presión descendente general que hay en las ventas», afirma.

Diferencias por clientes y zonas

Gascón resalta, además, que hay diferencias entre los clientes y también entre las zonas donde ellos distribuyen y en este sentido sí afirma que en los establecimientos de Zaragoza a los que sirven sí que se ha notado más bajada de ventas que en Huesca.

Paralelamente a ello, han registrado un aumento de la demanda para la instalación de terrazas, un servicio que, en su opinión, puede convertirse en un gran respiro para el sector. «Cuando ya estén instaladas y si acompaña el tiempo, la hostelería lo va a agradecer muchísimo», aventura el jefe de distribución de Correas.

Etiquetas