Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

INMIGRANTES PAQUISTANÍES INTRODUCIDOS EN ESPAÑA

Cae una red de inmigración ilegal por una investigación iniciada en Huesca

Diecisiete personas han sido detenidas en Huesca, Barcelona y Valencia tras una investigación iniciada en la capital oscense. Pedían 3.000 euros a los inmigrantes por falsificar documentos e introducirles clandestinamente en España.

Una solicitud de autorización de residencia en Huesca ha terminado por destapar una red de inmigración ilegal por la que han sido detenidas 17 personas en Barcelona, Huesca y Valencia.

La investigación se inició en la comisaría de la Policía Nacional de Huesca en noviembre de 2010 y ha permitido desarticular esta red a la que se acusa de delitos de falsificación de documentos, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y pertenencia a grupo criminal.

Según informó el comisario jefe en Huesca, Antonio Placer, a este periódico, diez de los detenidos se encuentran en prisión.

Al parecer, manipulaban y falsificaban documentos para introducir clandestinamente a ciudadanos paquistaníes en la Unión Europea por la frontera entre Turquía y Grecia, para posteriormente viajar hasta España vía Francia o Bélgica con pasaportes y tarjetas de residencia falsificados.

Documentación falsa

La investigación se inició tras detectar los documentos falsos que un ciudadano paquistaní había presentado en una solicitud de autorización de residencia en Huesca: un certificado de empadronamiento, un contrato de trabajo y un certificado de carecer de antecedentes penales en Pakistán.

El grupo estaba dirigido por un individuo, residente en Barcelona, que era el encargado de realizar las falsificaciones. Contaba con un colaborador en Pakistán que le remitía por medio de paquetería postal los pasaportes y documentos de identidad de las personas que iban a viajar hasta España.

Después, estos documentos eran manipulados para hacer coincidir los datos de identidad con los de otras personas con residencia legal en nuestro país.

El falsificador enviaba el pasaporte paquistaní falsificado y la tarjeta de residencia española falsos a otro colaborador, establecido en Grecia, para que los inmigrantes pudieran viajar de forma aparentemente legal hasta España y, una vez llegados, se les proporcionaba nuevos documentos ilícitos que les permitieran solicitar la residencia legal por arraigo.

Además, la red ofrecía sus servicios a otros paquistaníes que ya se encontraban en España, proceso en el que empresarios de esa nacionalidad facilitaban contratos de trabajo para que obtuvieran un permiso de residencia.

La investigación culminó con el arresto de 17 personas en Barcelona (14), Huesca (2) y Valencia (1).

Asimismo, se realizaron nueve registros en Barcelona (7) y Huesca (2) en los que se han intervenido 55 pasaportes aparentemente falsos y 20 libretas de pasaporte de Pakistán en blanco, así como 16 ordenadores, 7 impresoras de alta calidad, diversos útiles para elaborar las copias, sellos de arcilla falsos, 4 plastificadoras y 20 móviles.

Etiquetas