Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

NIEVE

La Semana Blanca llena los hoteles del Pirineo en una temporada de esquí irregular

Los hosteleros aseguran que la crisis ha afectado al sector y que solo los fines de semana se animan las pistas.

El Pirineo se prepara para un fin de semana en el que espera rozar el lleno a pie de pistas gracias a la Semana Blanca, que se celebra en Aragón desde el jueves, y al puente festivo que desde el viernes disfrutarán los madrileños.

Las reservas confirmadas y las llamadas que siguen recibiendo animan a los hosteleros, que aseguran que la crisis ha afectado duramente al sector esta temporada y que se refleja en que en el último mes solo se ha incrementado la ocupación durante los fines de semana.

«Yo creo que rozaremos el lleno», comentó Paco Coduras, del hotel Villa de Canfranc, quien añadió que hasta la primera semana de marzo las reservas están muy animadas. También en el vecino valle de Tena la Semana Blanca y el puente de Madrid se ha notado en las reservas. «Desde el jueves y hasta el domingo 27 estamos al completo», relató Daniel de Rey, director del Balneario de Panticosa. El responsable comercial de la estación, Jesús Agustín, también se mostró muy satisfecho con las previsiones que se barajan en el valle. «Esta semana ya se nota en las pistas porque tenemos grupos, pero lo fuerte vendrá el fin de semana. Yo creo que rondará el cien por cien de ocupación en la zona».

Asimismo, en Benasque los hosteleros se muestran contentos con la previsión que tienen de cara al fin de semana. Jorge Llanas, presidente de la Asociación de Empresarios del valle, relató que hay buena ocupación en la recta final de la semana. «A partir del miércoles llenan algunos, otros lo harán el jueves y también hay quien solo el fin de semana. Depende de los establecimientos, pero se llenarán sobre el 90% de las habitaciones».

En la estación de Candanchú, según explicó Jorge Navarro, responsable de Comunicación de la estación, esta semana tienen alrededor de 1.000 cursillistas. Entre otros, los de algunos colegios de Jaca que han aprovechado que el jueves y viernes son fiesta para organizar la semana. Lo mismo se repite en Panticosa donde, según Agustín, Esta semana suben los niños de la comarca a practicar el esquí.

Pero la semana de los colegios no puede salvar una temporada muy irregular. Primero fue el tiempo, que aguó el puente de la Constitución y la semana de Navidad, y después la crisis. «Está siendo muy complicada», reconoció Pedro Marco, de la Asociación de Empresarios del Valle del Aragón, zona en la que se ubican Candanchú y Astún. «Tal vez los resultados económicos acaben siendo como los del año pasado, pero con mucho más trabajo ya que se han rebajado los precios para incentivar al cliente», explicó.

También en Panticosa reconocen que los datos son superiores al año pasado, pero con más trabajo. «La temporada pasada tuvimos cierres por el riesgo de aludes y este año, al no hacerlo, se nota. Estamos un 10% por encima, pero está siendo una campaña muy dura. Solo se funciona el fin de semana».

Nadie alberga una fórmula mágica para afrontar la crisis, que también alcanza a los aficionados del esquí, pero Pedro Marco apuesta por incentivar el turismo de nieve entre semana. «El gran dominio esquiable que se conseguiría con la unión de estaciones nos permitiría ser más interesantes y atractivos para los amantes del esquí que quieren disfrutar de una semana entera en pistas. Así podríamos competir con destinos internacionales».

Etiquetas