Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

CIVISMO

El alcalde de Huesca conciencia sobre perros y bicicletas con un bando

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha publicado un bando que pretende concienciar sobre el uso incorrecto de bicicletas y la no recogida de excrementos caninos.

Luis Felipe en una imagen de archivo
El alcalde de Huesca Luis Felipe
JAVIER BLASCO

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha publicado un bando que, bajo el título de «Cuidemos Huesca», pretende concienciar sobre dos conductas incívicas que han sido observadas por los ciudadanos oscenses que son el uso incorrecto de las bicicletas en la ciudad y la no recogida de excrementos caninos por los propietarios de perros.

El bando incluye medidas de prevención y coercitivas, con el fin de hacerlo más efectivo en la práctica, que implicarán que la policía extreme la vigilancia en puntos de la ciudad.

La publicación de este bando escrito en un lenguaje «sencillo y cercano» por el alcalde, según ha informado Luis Felipe hoy en rueda de prensa, surgió a raíz de uno de los encuentros que el primer edil ha mantenido con los ciudadanos en el marco de la Agenda Ciudadana.

Para hacer frente al comportamiento incívico de algunos ciclistas, que circulan a gran velocidad por las aceras poniendo en riesgo al ciudadano, especialmente a menores y personas mayores, el bando incluye medidas coercitivas orientadas a incrementar la vigilancia para sancionar al infractor y también medidas de prevención.

En este sentido, el área municipal de Movilidad distribuirá próximamente en asociaciones vecinales y colegios, una guía de buenas prácticas para ciclistas editada en colaboración con la Comarca de la Hoya de Huesca.

Excrementos de perros

Otro de los temas sobre los que pretende concienciar el bando son los excrementos de los canes, puesto que todavía hay ciudadanos que no los recogen, lo que podría derivar en un problema de imagen e higiene pero también de salud pública, si se tiene en cuenta que ahora mismo en Huesca hay unos 5.000 perros.

La Policía Local estará vigilante en 26 puntos de la ciudad especialmente conflictivos por la acumulación de excrementos. Luis Felipe ha manifestado que «hablamos de 26 puntos en la ciudad que son especialmente conflictivos por la acumulación de excrementos caninos. Hay unas franjas horarias en las que más o menos los propietarios sacan a sus perros, con lo cual no es tan complicado para la policía extremar la vigilancia y, sobre todo, sancionar cuando se produzcan situaciones de no recoger excrementos, llevar al perro suelto o cuando un perro potencialmente peligroso no cumpla las medidas adecuadas», ha señalado Felipe.

Como medidas de concienciación el Ayuntamiento repartirá en el mes de marzo mil bolsas gratuitas entre los propietarios de perros para facilitar la tarea de recoger los excrementos. También, se ha acordado con las clínicas veterinarias de la ciudad, realizar de manera aleatoria análisis a los excrementos que se recojan en Huesca para conocer si su presencia en las calles podría derivar en un problema de salud pública.

Bando de Alcalda

El bando comienza apuntando que han sido muchos los oscenses que se han mostrado preocupados, por la falta de educación cívica que algunos vecinos muestran en sus comportamientos en las calles, plazas y parques.

Tras señalar que «convivir significa respetar a los demás y ponerse en el lugar de las otras personas que comparten con nosotros espacios públicos en un ambiente limpio y sano que deberían ser apropiados para el paseo tranquilo, para la conversación y el encuentro», el bando afirma que las condiciones de una Huesca deseada «se ven a menudo alteradas, por una minoría de ciudadanos que sólo piensan en ellos mismos, ignorando la sana ambición que otros tienen de apreciar, cuidar y vivir nuestra ciudad».

En el escrito, el alcalde ha observado que a diario algunos vecinos transitan con sus bicicletas por las aceras a toda prisa, concitando el riesgo y el peligro hacia personas mayores o niños que caminan por nuestras calles y avenidas, por lo que no han sido pocos los accidentes que estos ciudadanos han originado y algunos de ellos con graves consecuencias.

En este punto, el bando hace un llamamiento a la responsabilidad cívica a esa minoría de ciclistas que confunde su espacio de tránsito con un gran riesgo para sus convecinos y que manifiesta un comportamiento prepotente y egoísta.

En otras ocasiones, observa, ciudadanos propietarios de animales domésticos, cuando pasean por la ciudad disfrutando de su compañía demuestran «un mal cuidado, no hacia sus perros, sino hacia sus vecinos. Numerosos excrementos convierten amplios espacios de la ciudad en lugares de inmundicia y de riesgos para la salud pública».

En su llamamiento a la ciudadanía sostiene que «la tarea de mantener los espacios públicos en condiciones óptimas de limpieza e higiene es tarea de todos los vecinos, no sólo de la policía que debe estar vigilante para sancionar la falta de convivencia y de respeto, no sólo de las brigadas de limpieza que deben recoger y eliminar la suciedad, sino de todos y cada uno de los oscenses».

Por ello, apunta que como alcalde, «hago un llamamiento a todos los vecinos de la ciudad, para que entre todos hagamos del cumplimiento de las Ordenanzas Municipales de Convivencia y de Control y Tenencia de Animales, un objetivo de convivencia en que el disfrutar por unos y otros de nuestros paseos en bicicleta o con nuestros animales de compañía no se convierta en un inconveniente o, lo que es peor, en un peligro para la salud o la integridad física del resto».

Etiquetas