Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ACCESIBILIDAD

Un camino para pasear... agachado

Una valla publicitaria lleva siete años obstaculizando el paso de peatones por una zona verde en Huesca. El alcalde promete, por fin, su inminente traslado.

El cartel ya estaba el 10-10-2003, cuando se hizo esta foto.
Un camino para pasear... agachado
J. B.

Pague a Sanidad 500 euros por asistencia sanitaria. Se ha dejado media cabeza en el cartel publicitario de los jardines de la avenida Doctor Artero. Está hecho para los que miden menos de 1,59 metros. Los altos, absténganse». Este era el mensaje de una de las tarjetas del monopoly reivindicativo que la Asociación de María Auxiliadora entregó al ex alcalde Fernando Elboj como regalo de Reyes de 2009. Dos años después, los vecinos van a ver cumplida por fin su petición ya que el actual alcalde, Luis Felipe, a raíz de una consulta sobre la legalidad de la valla realizada por HERALDO, dio orden por escrito el pasado viernes a las brigadas municipales para que esta semana, sin más demora, la trasladen a otro lugar que no obstaculice el tránsito de los peatones.

La valla lleva al menos 7 años instalada sobre una zona ajardinada del polígono Puerta del Pirineo. Durante varios años, anunció la promoción de 630 VPO que impulsó la DGA en esta zona con el mensaje de 'Vivir en el polígono 24 no tiene precio' (en referencia a que el suelo de las promociones fue gratuito), pero con el paso del tiempo se convirtió ya en una valla publicitaria más de la ciudad.

Pese a las reivindicaciones vecinales, el consistorio oscense siempre hizo caso omiso y mantuvo el emplazamiento, que obliga a los viandantes a agachar la cabeza si no quieren darse de bruces con el cartel publicitario y a esquivarlo ya que uno de los listones que lo sujeta, está anclado en medio de este sendero de tierra.

Aunque desde el Ayuntamiento de Huesca negaron el viernes que este cartel publicitario incumpla la normativa legal, hay dos ordenanzas que lo ponen en discusión. La de publicidad exterior prohibe «terminantemente» la instalación de publicidad sobre jardines, como es el caso, y la de supresión de barreras arquitectónicas señala que cualquier elemento vertical que deba colocarse en un itinerario peatonal «se colocará de forma que no afecten a las condiciones de éste y respetando una altura mínima de 2,10 metros», cuando esta valla está situada a 1,59.

Carmen García, presidenta de Mª Auxiliadora, se congratuló de la decisión. «No sé quién firmó la autorización en su día, pero fue un error porque es de cajón que la valla está mal situada», señaló. No obstante, lamentó que el anterior alcalde hiciera oídos sordos a la petición que hace años ya presentaron por escrito y públicamente.

Etiquetas