Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HOMENAJE

Creado un nuevo paseo junto a la muralla de la calle de Joaquín Costa

Las obras han costado 258.000 euros y se han financiado con cargo al Plan Urban. Está marcado el lugar de las antiguas torres.

Una joven lee la placa explicativa colocada en el nuevo paseo de la calle de Joaquín Costa.
Creado un nuevo paseo junto a la muralla de la calle de Joaquín Costa
R. GOBANTES

Una placa colocada sobre una columna explica a los viandantes que caminan sobre unos restos arqueológicos que forman parte del recinto amurallado de la medina de Huesca. Son los que están al final de la calle de Joaquín Costa, entre el colegio de Salesianos y la rotonda de las Miguelas. En 1986 se descubrieron vestigios de la muralla islámica que pertenecen a la época emiral, el último cuarto del S. IX.

La estructura de lo que allí permanece, intacto y sellado, se reproduce en la superficie del nuevo paseo, construido sobre lo que durante muchos años y hasta hace unos meses ha sido un aparcamiento improvisado. Las obras de urbanización, con un coste de 258.000 euros y financiadas con fondos del Plan Europeo Urban y municipales, ya han terminado. Además de disponer de una zona ajardinada, la obra permite contemplar uno de los cuatro paños de la muralla que quedan visibles en el casco urbano.

Los trabajos, llevados a cabo por la empresa Domec, han supuesto la adecuación de unos 1.200 metros cuadrados sobre los que se han extendido zahorras compactadas y un firme de hormigón. El acabado se ha realizado con baldosa hidráulica en el tramo de la acera que está junto a la calle de Joaquín Costa y de granito en el resto. El conjunto se adorna con unos árboles y en el suelo se ha intentado reproducir lo que en su día era la planta de la muralla con sus contrafuertes y se ha colocado la placa que explica el origen de los restos enterrados.

La actuación se ha completado con el soterramiento de un tendido eléctrico aéreo que afeaba el entorno de la muralla y que ha quedado bajo el paseo en la dirección de la calle de Joaquín Costa. Esta actuación, para la que Endesa no ha dado facilidades, según apuntó el concejal Domingo Malo, ha sido la que ha encarecido las obras y ha tenido que financiarse con fondos del ayuntamiento. Asimismo, se ha reforzado la red de saneamiento y se ha instalado una nueva barandilla de protección para los peatones.

El alcalde, Luis Felipe, apuntó que con esta urbanización «se ha conseguido un espacio sencillo para el encuentro que a la vez pone en valor un parte del patrimonio de Huesca como es la muralla». La obras realizadas corresponden a la primera fase de un proyecto que tendrá continuidad en el tramo que llega hasta la guardería de San José. Aquí existe una casa que es de propiedad municipal y en la que viven cuatro familias.

En esta misma zona queda pendiente, además de la rehabilitación del tramo de muralla, la urbanización entre esta y la calle de Pedro IV. Aquí está prevista la construcción de viviendas y de un pequeño jardín que integrará los restos de la antigua iglesia de la Magdalena o la Malena, construida en el S. XIII y de la que quedan unos arcos y capiteles.

Etiquetas